Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sermones’ Category

(Un extracto del sermón predicado por Guillermo de Lama: “¿Avivamiento Reformado o Sandemanianismo?” basado 2 Reyes Cap. 22 – Escuche o descárguelo desde http://www.sermonaudio.com/bautistareformado)

Últimamente se han propagado noticias acerca de un “Avivamiento Reformado” por todo el mundo. Avivamiento en USA, avivamiento en Latinoamérica, avivamiento en Asia, avivamiento en Perú. ¿Pero que es lo que significa este “avivamiento” que se menciona mucho últimamente? Lo que se ha llamado “avivamiento”; en realidad es un interés nuevo en estudiar las “Doctrinas de la Gracia” o el “Calvinismo”
Como consecuencia de escuchar ciertos sermones que están en la web, las personas se ven atraídas por estas doctrinas. Encuentran en estas enseñanzas la consistencia teológica que explica la salvación del hombre. El paso siguiente es buscar los lugares donde se enseña esta forma de doctrina, para luego transmitirla a la congregación, y expandirla en otras congregaciones locales.
Debemos preguntarnos: ¿Puede llamarse a esto un “Avivamiento Reformado”? ¿Refleja esto una victoria en el ministerio pastoral? ¿Es esto lo que la iglesia ha estado esperando durante mucho tiempo? ¿Significa esto un golpe mortal al reino del diablo y a sus huestes malignas?
¿Podemos decir que existe un avivamiento porque creo en las doctrinas de la gracia, pero practico el decisionismo? Soy reformado, pero creo en el cristiano carnal. Soy reformado, pero aborrezco la predestinación. Soy calvinista, pero me opongo al señorío de Cristo en la vida del creyente. Creo en las doctrinas de la gracia, pero también creo que Dios cambia de parecer con mis oraciones. Soy calvinista, pero sostengo la “creencia fácil” La respuesta es que esto es un falso “Avivamiento Reformado”
¿Podemos decir que existe un avivamiento, por que creo en las doctrinas de la gracia, pero utilizo métodos mundanos para evangelizar? Soy reformado, pero hablo como el mundo, camino como el mundo, me visto como el mundo, me gusta el mundo. Soy reformado, pero se puede ver mucho del mundo en nuestros servicios de adoración, música, coreografía, etc. La respuesta es que esto es también un falso “Avivamiento Reformado”
No puede decirse que hay un avivamiento, mientras las congregaciones crean y practiquen doctrinas anti-bíblicas. No puede decirse que hay un avivamiento, mientras en los templos se vea la influencia del mundo. No puede decirse que hay un avivamiento mientras que en la sociedad el pecado se multiplica. No puede decirse que hay un avivamiento por el simple hecho que las personas estén estudiando y creyendo en las doctrinas de la gracia.
Entonces, si esto no es un “Avivamiento Reformado”; ¿Qué es lo que está sucediendo? ¿Cómo se le llama a esto? Esto es el regreso del “Sandemaneanismo” Este nombre viene de la doctrina postulada por Robert Sandeman, quien vivió en el siglo XVIII. Sandeman era considerado como un hiper-calvinista y, además, antinomiano. Robert Sandeman enseñaba que la salvación viene por el hecho de creer, o estar de acuerdo, con el mensaje del evangelio. Esto parece bíblico, pero la diferencia está en que se refiere a una aceptación intelectual del evangelio. El sandemanianismo enseña que no se necesita “sentir” una convicción de pecado para ser salvo. Solamente “entender” las Doctrinas de la Gracia.
En el siglo XVIII, algunos de los que habían creído en las doctrinas de Sandeman eran “calvinistas” o “reformados” Una cosa peculiar de estos “reformados” era que ellos detestaban la predicación de George Whitefield. Whitefield era un calvinista que predicaba que los pecadores no solamente deben “saber” que son pecadores; sino que deben “sentirse” pecadores. Whitefield predicaba que antes de la conversión el pecador debe ser convencido de su pecado; debe “sentir” su pecado. Deben lamentarse, llorar hasta desesperarse por causa de sus pecados.
¿Alguien ha preguntado si estos hombres y mujeres que ahora estudian las doctrinas de la gracia, han pasado por una real convicción de pecado? ¿Qué evangelio escucharon cuando fueron salvados?
Que diferente a los avivamientos cuando ministraban Richard Baxter en el poblado de Kidderminster, o Jonathan Edwards cuando predicó en pueblo vecino de Enfield, Connecticut.; o Geoge Whitefield con los mineros de carbón en Kingswood, Bristol.
El evangelio predicado por estos hombres de Dios cambiaba la sociedad. Dios obraba de una manera maravillosa en esos verdaderos avivamientos: Los bares se cerraban, la prostitución desaparecía gradualmente, las personas asistían a los cultos para adorar a Dios, pero antes de todo eso aquellos pecadores sentían su pecado y lloraban y se quebrantaban, tal como sucedió en los relatos de la Biblia.
Esos son ejemplos de avivamientos en tiempos bíblicos y también hace unos siglos atrás. ¿Realmente tenemos ese “avivamiento” en nuestros días? La respuesta es “NO” El hecho de llenar las mentes de las personas con las doctrinas de la gracia, no representa nada. Por que el problema del hombre no es su intelecto, es su pecado.
Puede ser que a profesantes no convertidos, se les esté llenando las gavetas de su intelecto con “calvinismo”, pero eso no significa un “Avivamiento”
Los carismáticos están estudiando las doctrinas de la gracia, los bautistas están estudiando las doctrinas de la gracia, los pentecostales están estudiando las doctrinas de la gracia, la denominación “tal” están estudiando las doctrinas de la gracia. Eso no es un avivamiento. Ni el Señor Jesús, ni Pedro, ni Pablo, ni Richard Baxter, ni Jonathan Edwards, ni George Whitefield predicaron las doctrinas de la gracia como un medio de salvación. ¡Ellos predicaron el evangelio! Que es poder de Dios para salvación. Antes del discipulado, debe haber conversión.
¿Alguna vez alguien se ha preguntado si todas esas personas que estudian las doctrinas de la gracia son salvos? ¿Tienen fruto de fe y arrepentimiento? ¿Experimentaron ellos verdadera convicción de pecado? ¡Nadie habla de eso! ¡Lo que importa son los números! ¡Estamos creciendo!
¿Soy calvinista? ¿Soy reformado? Sí lo soy, pero primero fui salvo.
Grandes hombres del pasado hicieron frente a esta clase de enseñanza: Sandemanianismo. Martyn Lloyd Jones escribió una obra llamada “Los puritanos: sus orígenes y sucesores” donde dedica un capítulo entero para refutar esta corriente doctrinal.
Considero que las doctrinas de la gracia, son sana doctrina. Están en la Biblia. Pero también hay que reconocer que hay muchas otras doctrinas igual de importantes a las cuales debemos prestar atención.
¿Queremos un Avivamiento Espiritual en nuestros días? ¡Por supuesto que sí! ¡Anhelamos uno! Pero uno conforme a las Escrituras, uno como los que sucedieron en el tiempo de los puritanos. Debemos orar por eso. Pero de la misma manera estamos llamados a denunciar el error.

Read Full Post »

(Un extracto del sermón predicado por Guillermo de Lama: “¿Es Israel la Iglesia del Señor?” basado en Romanos 9:3-8)

Para ser más claros y directos vamos a preguntar: ¿Es Israel diferente de la Iglesia? ¿Quién es un verdadero judío? ¿A quien le pertenece el nombre “Israel”?
Primeramente, ¿Quién es un verdadero judío? Ro 2:28-29 “Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la externa, en la carne; sino que es judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Dios” El versículo 28 nos dice literalmente quien no es judío (aquí no estamos “espiritualizando” nada), mientras que el 29 nos dice, literalmente, quien sí es un judío ¿Puede haber algo más claro que lo que aquí leemos?
Entonces, según la Biblia ¿Pertenece el nombre judío a la descendencia en la carne de Israel (Jacob)? ¡Claro que no! Ser judío, según la Biblia, no tiene nada que ver con la apariencia externa de una persona, tampoco tiene nada que ver con la circuncisión en el miembro masculino. La verdadera identidad judía no está determinada por lo externo. En una primera conclusión: Ser judío, de acuerdo con la Biblia, no tiene que ver nada con una raza en particular. En consecuencia podemos afirmar lo siguiente: Hay un judío circuncidado en la carne, y; hay un judío circuncidado en Espíritu (V. 29)
¿Cómo podemos reconocer a un judío étnico o racial? Una persona nacida de padres judíos, es un judío. Es judío aunque rechace a Jesucristo y su salvación, es más, es judío aunque sea un ateo blasfemo. Nadie puede decir que no es un judío, según la línea sanguínea. ¿Podemos decir que éste es un hijo de Dios? Ellos citan Dt 14:1 “Vosotros sois hijos del SEÑOR vuestro Dios; no os sajaréis ni os rasuraréis la frente a causa de un muerto. Porque eres pueblo santo para el SEÑOR tu Dios; y el SEÑOR te ha escogido para que le seas un pueblo de su exclusiva posesión de entre los pueblos que están sobre la faz de la tierra” Pero, Mal 1:6 revela la característica de un verdadero hijo de Dios: “El hijo honra a su padre, y el siervo a su señor. Pues si yo soy padre, ¿dónde está mi honor? Y si yo soy señor, ¿dónde está mi temor?–dice el SEÑOR de los ejércitos a vosotros sacerdotes que menospreciáis mi nombre–. Pero vosotros decís: ‘¿En qué hemos menospreciado tu nombre?’”
¿Es un judío en la carne hijo de Dios? ¿Quién es hijo de Dios según la Biblia? Jn 1:12 “Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre, que no nacieron de sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino de Dios” ¿Son hijos de Dios los descendientes de Abraham según línea sanguínea? La Biblia dice que para ser hijos de Dios hay que nacer de nuevo.
En Jn 6:63 dicen las Escrituras “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha” La carne no puede dar vida, sólo el Espíritu.
El Nuevo Testamento habla de la característica de los hijos de Dios: Ro 8:14 “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios” Entonces, ser hijo de Dios es ser verdadero judío. Todos los que nacen en Abraham, nacen también en Adán. Todos los que nacen de Dios, nacen en Cristo.
Algunos también dicen que Israel es la esposa de Dios, y citan Isa 54:5-6; Jer 2:2; Eze 16:32. Pero la Biblia dice que la Iglesia es la esposa de Dios 2Co 11:2; Ef 5:25-27, 31ss; Ap 19:7, 21:2, 22:17
Dios condena el adulterio en Su Palabra ¿Tiene Dios dos esposas? ¿Quién es la esposa de Dios? ¡La Iglesia! Cuando la Escritura afirma “Todo Israel será salvo”; está diciendo “toda la Iglesia será salva”
Algunos dicen que la iglesia es una extensión, un paréntesis, el plan “B” de Dios, que Dios fue sorprendido cuando los judíos rechazaron el Reino y por esa razón tuvo que crear una iglesia. ¿Donde dice eso en las Escrituras? En ninguna parte.
¿Es mejor o igual, un judío que blasfema contra Cristo y Su evangelio; que un gentil nacido de nuevo que lo ama y lo obedece? Un dispensacionalista contesta a esta pregunta de manera afirmativa: Sí son iguales, ambos serán salvos.
En Cristo ya no hay judío ni griego: Ro 1:16, 2:9-10, 10:12; Ga 3:28; Col 3:10-11 Todos los que creen en el Señor Jesús, no importa la raza, son la simiente de Abraham y herederos de las promesas: Lc 3:8, 13:22,23, 28-29; Ro 8:17, 9:7; Ga 3:7-9, 3:16, 3:26, 3:29
¿Qué vamos a hacer con toda esta evidencia de las Escrituras? ¿Vamos a seguir confiando en las visiones de una muchacha de 15 años Margaret McDonald, que dividió la segunda venida en dos segundas venidas, en el año 1830? Que también habló de un rapto secreto y muchas resurrecciones. Si vamos decir “sí” a esta pregunta, estamos desechando las enseñanzas de los padres de la iglesia, por una doctrina nueva y confusa del siglo 19. Si vamos decir “sí” a esta pregunta, estaremos rechazando el principio de “Sola Scriptura”

Escuche y descargue nuestros sermones desde: http://www.sermonaudio.com/bautistareformado

Read Full Post »

Un extracto del sermón predicado por Guillermo de Lama: “Apostasía: El Amor une, la Doctrina Divide” basado en Hechos 2:42)

“El amor une, pero la doctrina divide” Este es uno de los dichos más populares dentro del evangelicalismo, es el más popular, porque casi todos los llamados evangélicos lo han creído. La característica de la mayoría de púlpitos, es la predicación carente de doctrina.
La predicación actual está orientada a la auto-estima de la persona; está orientada a hacerlas sentir bien y cómodas. La predicación actual está orientada al entretenimiento. Jamás vamos enseñar algo que pueda herir las susceptibilidades de los que asisten al templo. “Las personas ya tienen suficientes problemas en la vida como para hacerlos sentir mal el domingo” “Debemos darle un mensaje que los anime para el resto de la semana que comienza el domingo”
Las reuniones de adolescentes carecen de doctrina, pero están llenas de entretenimiento. Las reuniones de jóvenes están faltas de doctrina, pero están saturadas de distracción. Hasta las actividades de discipulado carecen de doctrina. “Yo predico a Cristo y no doctrina” (Como si Cristo no hubiese “adoctrinado” a sus discípulos)
Algo opuesto sucede en la secta de los “Testigos de Jehová” Ellos adoctrinan, enseñan, instruyen a sus miembros. ¿Cuál es la diferencia entre un “Testigo” y nosotros? Les enseñan a sus miembros que Cristo no es Dios. Les enseñan a sus miembros que no existe el Espíritu Santo. Les enseñan a sus miembros que el infierno no existe. Ellos enseñan, enseñan y enseñan a sus militantes. Los cristianos entretienen, entretienen y entretienen a sus congregantes. Al final, el Testigo puede hacer defensa de lo que cree; mientras que un cristiano no.
Frente a preguntas vitales, como por ejemplo: ¿Cómo puedo saber si soy un verdadero cristiano? La enseñanza apostólica dice: “Examínate para ver si estas en la fe, para ver si eres un cristiano verdadero” ¿Quién dice esto? El apóstol Pablo en 2Co 13:5 y el apóstol Juan en su Primera Carta nos dice cuales son las evidencias que debo encontrar en mi vida como creyente. La enseñanza humanista dice: ¿Hiciste tu decisión? ¿Fuiste sincero cuando hiciste tu oración?
Pero ¿Realmente el amor une y la doctrina divide? ¿Es realmente como la mayoría de evangélicos afirman: “Todo lo que divide no es de Dios”? Vamos a verlo por medio de las Escrituras: Mat 18:15-17 “Y si tu hermano peca, ve y repréndelo a solas; si te escucha, has ganado a tu hermano. Pero si no te escucha, lleva contigo a uno o a dos más, para que TODA PALABRA SEA CONFIRMADA POR BOCA DE DOS O TRES TESTIGOS. Y si rehúsa escucharlos, dilo a la iglesia; y si también rehúsa escuchar a la iglesia, sea para ti como el gentil y el recaudador de impuestos” Rom 16:17 “Y os ruego, hermanos, que vigiléis a los que causan disensiones y tropiezos contra las enseñanzas que vosotros aprendisteis, y que os apartéis de ellos” 1Co 5:9-11 “En mi carta os escribí que no anduvierais en compañía de personas inmorales; no me refería a la gente inmoral de este mundo, o a los avaros y estafadores, o a los idólatras, porque entonces tendríais que salir del mundo. Sino que en efecto os escribí que no anduvierais en compañía de ninguno que, llamándose hermano, es una persona inmoral, o avaro, o idólatra, o difamador, o borracho, o estafador; con ése, ni siquiera comáis” 2Ts 3:6,14 “Ahora bien, hermanos, os mandamos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la doctrina que recibisteis de nosotros. Y si alguno no obedece nuestra enseñanza en esta carta, señalad al tal y no os asociéis con él, para que se avergüence”
¿Qué hacemos con aquellos que enseñan diferente a estos mandamientos del Señor? ¿Qué hacemos con los líderes, pastores o maestros que no practican este mandamiento? 1Ti 6:3-5 “Si alguno enseña una doctrina diferente y no se conforma a las sanas palabras, las de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido y nada entiende, sino que tiene un interés morboso en discusiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, y constantes rencillas entre hombres de mente depravada, que están privados de la verdad, que suponen que la piedad es un medio de ganancia” 2Jn 1:10-11 “Si alguno viene a vosotros y no trae esta enseñanza, no lo recibáis en casa, ni lo saludéis, pues el que lo saluda participa en sus malas obras”
La predicación de la Palabra del Señor siempre causará división: Entre los que la creen y los que no la creen, entre las ovejas y los cabritos, entre los verdaderos y los falsos, entre los que se quieren guardar para el Señor y los que quieren mantener una vida libertina, entre los que le aman y los que le aborrecen.
Póngase a pensar ¿Quién se levanta como enemigo para que no sea enseñada la Palabra de Dios? ¿Quién se levanta para disfrazarla? ¿Quién se levanta para torcerla? ¿Quién rechaza la verdad de las Escrituras?

Escuche y descargue gratis nuestros sermones desde: http://www.sermonaudio.com/bautistareformado

Read Full Post »

(Un extracto del sermón predicado por Guillermo de Lama: “Predicando el Evangelio sin ser Anatemas” basado en Gálatas 1:6-9)

Debemos comenzar preguntando ¿Qué es el Evangelio?
¿Es el Evangelio el mensaje para salvación y nada más? ¿Enseñan eso las Escrituras? Luego que una persona es salvada por Dios ¿Qué más viene?
Estuve revisando en los diccionarios bíblicos la definición de “Evangelio” La mejor definición la pude encontrar en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: Evangelio (Del lat. evangelium, y este del gr. eaggelion, buena nueva) m. Historia de la vida, doctrina y milagros de Jesucristo, contenida en los cuatro relatos que llevan el nombre de los cuatro evangelistas y que componen el primer libro canónico del Nuevo Testamento. m. Libro que contiene el relato de la vida y mensaje de Jesucristo.
Esta es una excelente definición, en mi opinión. ¡El evangelio no es, solamente, el relato de la vida, obra y milagros del Señor Jesús!; ¡El Evangelio abarca el mensaje y la doctrina de Cristo!
En nuestro texto observamos que los judaizantes habían introducido doctrinas que distorsionaban el mensaje del Evangelio. ¡Aquí no estamos hablando únicamente de conversión! ¡Estamos hablando de Justificación por fe! Y pablo dice que una distorsión de esta doctrina es predicar otro evangelio. En este contexto, podemos ver que el evangelio es un conjunto de doctrinas que Pablo enseñó a las iglesias en Galacia.
Otra prueba que el evangelio son un conjunto de doctrinas, lo encontramos en Romanos 1:15” Así que, por mi parte, ansioso estoy de anunciar el evangelio también a vosotros que estáis en Roma” Ahora, Pablo comienza a explicar el evangelio desde el versículo siguiente (Versículo 16) Pablo iba a instruir a los creyentes romanos con el evangelio Romanos 1:8 “En primer lugar, doy gracias a mi Dios por medio de Jesucristo por todos vosotros, porque por todo el mundo se habla de vuestra fe” ¡Pablo iba a predicar el Evangelio a CREYENTES!
El evangelio es algo más que el mensaje de salvación para el incrédulo, el evangelio acompaña al creyente durante todo su peregrinaje aquí en la tierra. El evangelio no es solamente la semilla de la nueva vida, también es el tallo, las ramas, las hojas, las flores y el fruto del creyente.
En cuanto a la doctrina de la santificación veamos el siguiente pasaje: Filipenses 1:27 “Solamente comportaos de una manera digna del evangelio de Cristo, de modo que ya sea que vaya a veros, o que permanezca ausente, pueda oír que vosotros estáis firmes en un mismo espíritu, luchando unánimes por la fe del evangelio”
De este versículo podemos observar que las reglas del evangelio son para ser aplicadas a toda nuestra manera de vivir: Nuestras conversaciones, nuestros trabajos, nuestros negocios, nuestra manera de vestir, la forma en que nos entretenemos, ¡toda nuestra manera de vivir! El creyente tiene un estilo de vida diferente al estilo de vida del mundano. El Evangelio cambia y regula en la vida de los convertidos.
¿Cristiano carnal? Los que predican esto, predican otro evangelio.
En Gálatas 2:14 “Pero cuando vi que no andaban con rectitud en cuanto a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como los judíos, ¿por qué obligas a los gentiles a vivir como judíos?” Dice “andar de acuerdo con la verdad del Evangelio” Aquí habla de andar conforme al espíritu y diseño del evangelio. Es decir, andar en honestidad y en integridad. Los pastores que tratan (no hablo de predicar) al pecado con superficialidad, predican otro evangelio.
Predicar acerca de la verdadera doctrina de la santificación, es predicar el evangelio. La mayoría de congregaciones tienen un entendimiento no-bíblico de esta doctrina.
La creencia fácil, el decisionismo y las prácticas no-bíblicas para evangelizar, han tenido como resultado la incorporación de no-creyentes en los templos. La doctrina del cristiano carnal nació en la biblia anotada Scofield. Y es aplicada para “justificar” la vida del “convencido”; pero “no convertido” Antes jamás fue predicada ni aceptada tal cosa.
El anhelo por los números de convertidos y de bautismos ha tenido como consecuencia una re-definición de lo que es la santidad bíblica. Ven estos números como el “éxito” en el ministerio. Por eso, el evangelio con la doctrina de la santidad del creyente es rechazado abiertamente, (en la práctica) por la gran mayoría de congregaciones. Pero es algo que estamos llamados a hacer, si no queremos predicar “otro evangelio”
1Tesalonicenses 2:2 “sino que después de haber sufrido y sido maltratados en Filipos, como sabéis, tuvimos el valor, confiados en nuestro Dios, de hablaros el evangelio de Dios en medio de mucha oposición”
Así también nosotros: debemos predicar el evangelio en medio de oposición.

Escuche el sermón en línea o descargarlo gratis desde: ww.sermonaudio.com/bautistareformado

Read Full Post »

(Un extracto del sermón predicado por Guillermo de Lama: “El Conocimiento de las Escrituras” basado en 1Co 8:1-13)

Muchos hermanos, basados en el versículo 1 de nuestro pasaje, enseñan que el conocimiento no es bueno: “El conocimiento envanece, pero el amor edifica” Ven al conocimiento como enemigo de lo bueno, ven a la Teología como algo que debe ser evitado.
Pero: ¿Es malo tener conocimiento Teológico? ¿Es necesaria la capacitación teológica para el ministro? ¿Se agrada Dios del conocimiento de las Escrituras? ¿La letra mata y el Espíritu es vida?
Muchos creyentes desechan el entrenamiento teológico por diferentes razones: Por “orgullo”, piensan que ya saben demasiado como para permitir que otro hermano les enseñe. Por “incompatibilidad con el ministerio”, estos creyentes no han recibido el don de maestro o pastor; la capacidad sobrenatural que proviene de Dios. Por “inmadurez”, algunos piensan que “tener conocimiento” se trata de una competencia a ver quien sabe más (Esta manera de pensar es del mundo, inaceptable dentro de la grey de Dios). Por “falta de conocimiento”, algunos creyentes no conocen lo que las Escrituras enseñan acerca de la necesidad del conocimiento. Por “falta de discernimiento Bíblico” han interpretado incorrectamente las Escrituras en lo que refieren al conocimiento de Dios.
Vamos a revisar lo que las Escrituras dicen acerca de la necesidad de conocimiento:
Dios se complace en que Su pueblo tenga conocimiento: Os 6:6; 1Co 1:4-5; Jn 17:3
Dios nos exhorta para que tengamos conocimiento: Pr 8:10; Pr 12:1; Pr 15:14; 2P 1:5-6; 3:18
Dios se complace en dar conocimiento: 2Cr 1:10-11; Jer 3:15; Dn 1:17
Pablo oraba para que el pueblo de Dios tenga conocimiento: Ef 1:16-17; Flp 1:9; Col 1:9-10
El Creyente debe desear tener conocimiento: Ex 33:13; Sal 119:66, 125
El necio deshecha el conocimiento: Pr 1:7; Pr 1:22; 28-31
Dios condena que no tengamos conocimiento: Os 4:6; Lc 11:52; Ro 10:2; 1Co 15:34
El conocimiento a que se refieren los versículos citados, no es un conocimiento teórico acerca de la naturaleza de Dios (Hasta los ateos pueden conocer de esa manera), sino más bien, es un conocimiento práctico de su soberanía y de sus mandamientos.
Ese conocimiento debe traer: Amor, sabiduría, entendimiento, discernimiento, etc. Un ministro que rechace el conocimiento, la instrucción teológica, no es apto para enseñar. Como el conocimiento es uno de los requisitos para el obispo y maestro, queda excluido del ministerio de la Palabra de Dios. Un creyente que rechace el conocimiento de Dios, está rechazando Su Palabra, la cual ha salido de Su Corazón.
Cuando tenemos el correcto conocimiento de Dios, vamos a tener una visión correcta de Dios. La Biblia enseña la bendición de dicho conocimiento y condena la falta de éste.
Estudiar teología es estudiar a Dios: Su Persona, Su Voluntad, Sus Propósitos, y esto no es malo en ninguna manera (Mt 28:19-20) Pero debemos hacerlo, como dice Wayne Grudem, con oración, con humildad, con la ayuda de otros y con alegría y alabanza.

Escuche el sermón en línea o descargarlo gratis desde: ww.sermonaudio.com/bautistareformado

Read Full Post »

(Un extracto del sermón: “Examinaos para ver si estáis en la Fe” de Guillermo de Lama)

La primera característica de un nacido de Dios, es la actitud que tiene hacia el pecado.
Las Escrituras así lo confirman desde Génesis hasta Apocalipsis. Pero hay un versículo que lo aborda de una manera directa y absoluta:
1Jn 3:9 (PDT) “Ninguno que sea hijo de Dios continúa en el pecado, pues tiene la nueva vida que Dios le dio y por esto no puede seguir pecando.”
Sin embargo, la reacción astuta e inmediata de aquellos que promueven la falsa doctrina del “cristiano carnal”, es torcer el significado de este pasaje. Ellos acusan a quienes predican este texto diciendo que el predicador está afirmando que el cristiano ya no peca nunca más. Abundan en sus argumentos diciendo que eso es mentira, por que los cristianos aun pecamos.
Ellos prefieren citar 1Jn 1:10 “Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a El mentiroso y su palabra no está en nosotros”. Entonces, con este pasaje, han demostrado que los cristianos aun pecan.
Creo que es más fácil entender estas posiciones cuando recordamos ciertos estilos de vida y expresiones. Hay una clase de “cristiano” que dice:
 Hoy día me voy al baile y mañana le pido perdón a Dios.
 Hoy día me tomo unas cervezas y mañana le pido perdón a Dios.
 Hoy día fornico con mi novia y mañana le pido perdón a Dios.
 Hoy día miento y falsifico y mañana le pido perdón a Dios.
 Hoy día hablo palabras sucias y mañana le pido perdón a Dios.
 Hoy día disfruto las cosas del mundo y mañana le pido perdón a Dios.
 Hoy día me deleito con pornografía y mañana le pido perdón a Dios.
 Hoy día satisfago a mi carne y mañana le pido perdón a Dios.
Luego ellos recurren a 1Jn 1:9 “Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad” ¡Y ya está! Ahora vuelven a tener comunión con Dios, según ellos. Ellos mantienen el mismo estilo de vida pecador como si estuvieran en el mundo, pero son “cristianos carnales” y el destino de ellos es el cielo, la comunión eterna con el Dios Tres veces Santo.
Ellos esterilizan el pasaje que dice “Sin santidad nadie vera a Dios” con los pasajes citados y la expresión “el cristiano todavía peca”
Pero un estilo de vida que dice: “hoy peco y mañana le pido perdón a Dios” No es la actitud de uno que es nacido de Dios. Esta persona no ama a Dios, pues si lo amara realmente, entonces ¿Cómo puede encontrar deleite en aquello por lo que Cristo sufrió en la cruz? ¿Cómo puede encontrar complacencia en algo que Dios aborrece? ¿Cómo puede pecar sin sentir pena y profundo dolor? ¿Cómo puede sentirse indiferente con aquello que causa muerte eterna? ¿Cómo puede decir que ama a Dios y vivir en constante rebelión contra la santidad divina?
Romanos 3:11 dice “No hay quien entienda”, y no entienden a causa del pecado que no ha sido quitado por la Sangre del Cordero. Ese pecado de ellos no les deja entender que 1Jn 3:9 esta hablando de un estilo de vida pecaminoso.
¿El cristiano peca? Sí peca, pero no de la forma en que hemos relatado. El creyente verdadero tiene una convicción que el pecado es hacer maldad contra Dios. El creyente verdadero tiene una convicción que el pecado es una gran ofensa contra la persona de Dios. Por esa razón aborrece al pecado, Se aborrece a sí mismo por causa del pecado. Lucha contra el pecado en su vida.
El creyente verdadero se ha arrepentido de sus pecados y se ha vuelto a Dios. No solamente sabe que es culpable; sino también se siente culpable. Y ese sentimiento lo perturba, no lo deja en paz; no quiere saber nada con el pecado. El creyente verdadero no peca deliberadamente contra Dios. No puede cometer pecado a sangre fría. El creyente verdadero se horroriza con el pecado en todas sus formas: Externas e internas. No busca estar bien con los hombres que solamente ven lo externo; principalmente quiere estar bien con Dios quien ve lo interno, lo profundo de su ser.
Donde no hay un verdadero arrepentimiento, tampoco hay una lucha por derrotar al pecado cada día.
¿Cuál es nuestra actitud hacia el pecado? ¿Qué sentimos cuando vemos pecado en nuestra vida? ¿Nos excusamos diciendo “soy humano no de piedra”? ¿Vemos al pecado como algo impuro, vil y sucio? ¿Sentimos amargura y pena cuando pecamos? ¿Nos hemos arrepentido y abandonado nuestros pecados? ¿Hay algún pecado que no queremos abandonar?
Debo decirle que el 99% de arrepentimiento conduce al infierno.
1Jn 1:6 (BLS) Si decimos que somos amigos de Dios y, al mismo tiempo, vivimos pecando, entonces resultamos ser unos mentirosos que no obedecen a Dios.
Decir que tenemos comunión con Dios, implica tener una participación de su naturaleza divina. Decir que tenemos comunión con Dios, es decir que tenemos la luz de Su Rostro.

Escuche el sermón en línea o descargarlo gratis desde: http://www.sermonaudio.com/bautistareformado

Read Full Post »

Verdadero Arrepentimiento

Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!
(Hch 11:18 – RV60)

Aquellas palabras bastaron para acallar las objeciones de los presentes, que se pusieron a dar gloria a Dios, diciendo: ¡También a los gentiles les ha concedido Dios la oportunidad de volverse a él para alcanzar la vida eterna!
(CST-IBS)

El título de verdadero arrepentimiento es por que existe una sola clase de arrepentimiento que es la que lleva a la vida eterna.

Debido a que la Biblia está escrita en un lenguaje humano suelen confundirse los términos bíblicos con los términos que el mundo utiliza.

La palabra “Fe” ha sido también mal interpretada por algunos que están en los pulpitos pretendiendo enseñar la Palabra de Dios.

El “arrepentimiento bíblico” no se ha librado de esta confusión por un evidente descuido en el estudio de las Escrituras para extraer el verdadero mensaje Divino.

La Real Academia de la Lengua Española define “arrepentimiento” de la siguiente manera:

Arrepentimiento (Definición del mundo)
(De arrepentirse).
1. m. Pesar de haber hecho algo.
2. m. Pint. Enmienda o corrección que se advierte en la composición y dibujo de los cuadros y pinturas.
~ activo.
1. m. Der. El que manifiesta el reo en actos encaminados a disminuir o reparar el daño de un delito, o a facilitar su castigo. Puede ser circunstancia atenuante.

El problema en las iglesias actuales es una deficiente exégesis en el estudio de la Palabra por parte de los predicadores (por un lado); y también por un descuido en verificar lo predicado o enseñado por parte de las congregaciones.

La manera más antigua y efectiva de analizar o hacer un estudio bíblico, siempre ha sido por medio de hacer preguntas al pasaje o a los pasajes materia de estudio.

Por lo tanto, un estudio bíblico personal y responsable no puede ser realizado en menos de 1 hora.

La otra manera, es por medio de preguntas acerca de un sermón expuesto. Preguntar al pastor (predicador) acerca de ciertas dudas con relación a lo predicado.

Esto puede tener dos efectos:

1. El agrado del pastor o maestro por el interés despertado en el creyente en aprender más de las Sagradas Escrituras; o,
2. El causar molestia al expositor bíblico cuanto éste no tiene las respuestas bíblicas para sustentar su posición o doctrina (enseñanza).

Vivimos en tiempos en que a los estudiantes de algunos seminarios y a los creyentes de diversas congregaciones, se les prohíbe escuchar a ciertos predicadores.

Especialmente a aquellos que enseñan la verdad antigua del Evangelio de Cristo, aquellos predicadores que con su predicación confrontan las vidas de los oyentes contra la santidad de Dios.

¿Pero como pueden ellos ejercitar el discernimiento bíblico si no prueban los espíritus para ver si son de Dios?

(1Jn 4:1) (BAD) Queridos hermanos, no creáis a cualquiera que pretenda estar inspirado por el Espíritu, sino sometedlo a prueba para ver si es de Dios, porque han salido por el mundo muchos falsos profetas.

Hablaba acerca de preguntas que, en la gran mayoría de los casos, dejan respuestas que no satisfacen nuestro espíritu.

Así fue conmigo, hubo muchas dudas respecto a los sermones que yo escuchaba algunos domingos.

Básicamente en lo que refiere a la doctrina de la Salvación o Soteriología; y también en la doctrina de los Últimos Tiempos o Escatología.

Yo retrasé mi bautizo por que yo quería saber si realmente era “salvo bíblicamente” antes de dar el paso del bautismo.

Decir “salvo bíblicamente” me parece un término justo.

Hoy día vivimos tiempos en que hay muchas personas por el mundo que se auto-califican como cristianos, pero que sus conductas son una vergüenza para el Glorioso Evangelio de Cristo.

Estos son los que causan tropiezos en los incrédulos. Ellos dicen: “si éste dice que es cristiano, y además afirma que está camino al cielo, a pesar de la forma de vida que lleva, pues yo, que soy mejor que él, no debo tener problemas en llegar allá.

Para contestar mis preguntas, tuve abrir mi biblia y pedir la ayuda del Espíritu de Dios.

Las respuestas estaban allí, solamente se necesitaba diligencia en un estudio responsable y dejarse guiar por Dios.

Finalmente, hice una comparación entre mis conclusiones y las conclusiones con los bautistas del pasado y ¡Oh Maravilla! ¡Por fin! Mi alma estaba satisfecha.

Creo que el analfabetismo bíblico es la consecuencia de un pueblo que no abre las Escrituras, y confía esta responsabilidad; en el trabajo de otro; el cual es también es descuidado en hacer una exégesis cabal.

El arrepentimiento desde el punto de vista bíblico se define como: Un regreso, un cambio de parecer, o un repudio del pecado para volver a Dios.

Como dije al principio, y estoy seguro que todos los que congregan en los templos están de acuerdo conmigo, hay dos clases de arrepentimiento: El verdadero y el falso.

El verdadero arrepentimiento es el que produce fruto eterno y durable.

El falso arrepentimiento es como hierba que crece y cuando sale el sol se marchita y muere, es pasajero.

Mat 3:8 (RV60) Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento.

La palabra griega que se ha traducido como “frutos” G2590 καρπός karpós “fruto” (en singular)

(LPD) Produzcan el fruto de una sincera conversión,

(DHH) Pórtense de tal modo que se vea claramente que se han vuelto al Señor,

Veamos otro pasaje que confronta estas dos clases de arrepentimiento:

2Co 7:10 (BLS) Cuando Dios los ponga tristes, no lo lamenten, pues esa tristeza hará que ustedes cambien, y que pidan perdón y se salven. Pero la tristeza provocada por las dificultades de este mundo, los puede matar.

Examinemos estas “tristezas”

La tristeza según Dios:
 La tristeza que Dios aprueba es aquella conformada a Su Voluntad para volverse a El.
 Esta tristeza puede provenir solamente de un corazón cambiado, un corazón no-regenerado no puede producir esta clase de tristeza.
 Esta tristeza proviene de ver el pecado como Dios lo ve. Para eso, nuestras vidas deben estar conformes con el corazón de Dios.
 Esta tristeza no proviene por el dolor o la preocupación por perder el favor de Dios, o la consecuencia de ir al infierno (Tristeza egoísta). Sino esta tristeza proviene por haber ofendido y entristecido a un Dios infinitamente Santo.
 Esta tristeza nos conduce a Dios, a buscar Su perdón, a buscar su consuelo.
 Esta tristeza por el pecado conduce al alma a Dios, hacia Cristo buscando desesperadamente la misericordia, el perdón y la paz con Dios.
 Esta tristeza, arrepentimiento verdadero, es para vida espiritual.

La tristeza del mundo
 Esta tristeza no es de acuerdo a la voluntad de Dios.
 Esta tristeza proviene de un corazón no-regenerado, un corazón con pensamientos egoístas.
 Esta tristeza no procede de ver el pecado como Dios lo ve, no pueden verlo así por que no tienen el Espíritu Santo para redargüirlos y convencerlos que todo pecado es contra un Dios tres veces Santo.
 Esta tristeza es la consecuencia de pérdida de amigos, de propiedades; o de situaciones vergonzosas; o de desgracias.
 Esta tristeza es pasajera, tan pronto se olvidó de la vergüenza; continúa su vida de pecado de manera repetitiva y reiterativa.
 Esta tristeza por el pecado genera un sentimiento de culpa, pero este sentimiento no llega al alma.
 Esta tristeza también genera pesar y remordimiento, pero son por motivos egoístas y no por haber pecado contra Dios.
 Esta tristeza surge por las consecuencias mundanas a causa de los pecados, no por buscar el perdón de Dios.
 Esta tristeza produce el temor por las críticas de los demás, sin importar el haber dañado a la persona de Dios.
 Esta tristeza, arrepentimiento falso, es para muerte eterna.

El arrepentimiento para vida se da una sola vez y para siempre.

El arrepentimiento diario es para renovar nuestra comunión con Dios por los pecados cometidos de manera accidental.

La Biblia no enseña nada acerca de “Reconciliarse con Dios” muchas veces.

Heb 6:4-9 (RV-60) Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.
7Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; 8pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada.
9Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así.

Vemos aquí que el versículo 9 es la clave para entender que el escritor de esta epístola no se estaba refiriendo a verdaderos creyentes.

Pues comienza diciendo “pero en cuanto a vosotros” ¿Quiénes son esos “vosotros” diferentes a los que se describen en los versículos 4 y 5?

Son los que han sido verdaderamente renovados para vida.

Por ultimo, el arrepentimiento es el regalo de Dios; por Su gracia la cual obra efectivamente en los salvados.

Nuestro texto dice: (RV60) ha dado Dios arrepentimiento para vida (BAD) ha concedido Dios el arrepentimiento para vida (DHH) ha dado Dios la oportunidad de volverse a él y alcanzar la vida eterna.

Dios ha establecido que, para dar la vida da el arrepentimiento. Por que nuestro texto dice “arrepentimiento para vida”

Dios no solamente ha dado arrepentimiento para vida a los judíos, sino también a nosotros, los gentiles.

Examinando y comparando las características del “Arrepentimiento para Vida”:

¿Es posible que, después que te olvidaste de la vergüenza de tu pecado, continúas practicándolo de manera repetitiva y reiterativa?

Los “cristianos” sin Cristo hacen lo mismo.

Pediste perdón a tu hermano, ¿pero sigues pecando contra él de la misma manera?

Los “cristianos” sin Cristo hacen lo mismo.

Pediste perdón a Dios por tu pecado oculto, ¿pero continuas en la intimidad de tus cuatro paredes pecando de la misma manera contra El?

Los “cristianos” sin Cristo hacen lo mismo.

¿Es tu tristeza causada por el temor al “que dirán los demás”?

Los “cristianos” sin Cristo tienen esa tristeza.

¿Te importa herir el corazón de Dios con el mismo pecado todos los días?

A los “cristianos” sin Cristo no les importa herir el Corazón de Dios con los mismos pecados.

Quizás haces y sientes todo esto, por que eres un “cristiano” sin Cristo.

Si esto es así, Esa tristeza que experimentas es un arrepentimiento falso, esa tristeza es para muerte eterna.

Read Full Post »