Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sermones’ Category

Christian Modesty

“Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda. Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad” (1Ti 2:8-10 / cursivas añadidas)

 

Vamos a tratar un tema que, como dice la Escritura, “corresponde a mujeres que profesan piedad” y que está relacionado con la modestia cristiana.

Pero este mensaje no solamente les atañe a las mujeres, sino también a los varones, pues vamos a ver en las Sagradas Escrituras los principios que Dios ha dejado en cuanto al tema de la modestia cristiana.

Nosotros vivimos en medio de una cultura que cada vez se desviste más.

Yo he crecido en el distrito de Lince, aquí en la ciudad de Lima. Y recuerdo mucho que cerca del parque donde nosotros íbamos a jugar por las noches y también para hacer ejercicios, quedaba cerca una avenida que era conocida por ser frecuentada por mujeres que ejercían la prostitución. Yo les hablo de cuando yo tenía unos 17 años de edad, por allá por el año 1980 cuando muchos de ustedes todavía no habían nacido. ¿Cómo eran reconocidas las prostitutas de ese parque? Se reconocían por su manera de vestir. Ellas se vestían mostrando mucho de sus piernas y usaban escotes que dejaban ver un poco de sus senos. Hoy día, después de más de 30 años de aquel tiempo, puedo decir que la manera en que se vestían esas mujeres fue más pudorosa de lo que nosotros vemos hoy en las calles.

Por el momento, gracias al Señor, no tenemos este problema entre las mujeres y los hombres que asisten en la iglesia donde Cristo me ha colocado para servirle, pero es preciso que conozcamos lo que la Palabra de Dios ordena en este tema de la vestimenta, más aun cuando vemos que muchas de las llamadas iglesias, han sido y vienen siendo arrastradas por el liberalismo, el antinomianismo y la mundanalidad.

La vestimenta tiene que ver con la moral, como nosotros vamos a ver, y la Palabra de Dios tiene mucho que ver con la moral; los mandamientos de Dios tienen que ver con la moral.

Cuando se tratan temas como estos, que están relacionados con la manera en que una persona debe vestirse, no debe ser una sorpresa para nosotros que las personas que andan sin Dios por el mundo, sean las primeras en la línea de ataque contra los argumentos que nosotros exponemos desde la Palabra de Dios.

No debe ser una sorpresa que un incrédulo se ofenda por lo que nosotros podemos predicar acerca del mandamiento de Dios en cuanto a las reglas para la vestimenta, eso es normal ya que la Biblia misma nos dice que: “los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden” (Ro 8:7)

Sin embargo, en nuestros días podemos observar un fenómeno que nos lleva a la sorpresa: y es que muchos evangélicos, incluidos de todas las denominaciones, se levantan contra los mandamientos que Dios nos da por medio de Su Palabra escrita en cuanto a la vestimenta de un hijo y de una hija de Dios. Hay muchos evangélicos nominales que imitan la manera de vestir inmoral del mundo pagano que nos rodea.

Cierta vez con mi esposa fuimos invitados a las bodas de una pareja de creyentes que se iba a llevar a cabo en los ambientes de la iglesia. En esa reunión de bodas habían asistido creyentes y no-creyentes. Lo triste es que no pudimos hacer diferencia de cuáles mujeres eran cristianas y cuáles no. Las hijas de Dios estaban vestidas igual que las hijas del diablo. Abundaban los escotes que dejaban ver una parte de sus senos. Se usaban minifaldas y vestidos cortados hasta la parte de arriba que dejaban ver casi todas las piernas; cuando se sentaban cruzaban las piernas dejando ver mucho más de ellas mismas. Otras tenían los vestidos tan ceñidos a sus cuerpos, que permitían ver la forma de sus nalgas, y el nacimiento y forma de sus senos.

Fue realmente triste. Casi todas las mujeres enseñaban más de lo que, en otro tiempo, enseñaban las mujeres que se dedicaban a la prostitución.

La Palabra de Dios dice por medio del Proverbio:

Pro 7:10 Cuando he aquí, una mujer le sale al encuentro, con atavío de ramera y astuta de corazón.

(LBLA) Y he aquí, una mujer le sale al encuentro, vestida como ramera y astuta de corazón.

Los comentarios bíblicos escriben del significado de la vestimenta de esta mujer ramera de la siguiente forma:

Comentario Unabridged: La mujer tenía todas las marcas que distinguían a una prostituta: los senos medios expuestos, el modo de andar con picardía y un vestido transparente y otros incentivos para excitar la admiración y lujuria.

Comentario Haydock.- su vestimenta era diferente al de una mujer casta.

Comentario Whedon.- Tales personas por lo general tienen algunos medios para hacer conocido su carácter

Comentario Trapp.- La palabra hebrea significa una prenda finamente ajustada a su cuerpo.

Los creyentes, en todo sentido, deben distinguirse por la manera en que se visten, el cual es caracterizado por el pudor y la modestia.

Son muchas las personas que, para defender la falta de modestia y pudor en su manera de vestir, recurren a la frase “Cristo conoce mi corazón” Pero nosotros sabemos que ese argumento para justificar su pecado no se apoya en las Sagradas Escrituras ya que ellas dicen claramente:

1Co 6:20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

En nuestros días, la tendencia es poner todo en el campo de la adiáfora; es decir, en el terreno de cosas que no están claramente prescritas por la Biblia y que deben dejarse a la libertad cristiana que Cristo ha conseguido para el cristiano.

Pero la libertad cristiana no debería ser apelada por aquellos quienes están a favor de que la iglesia de Cristo sea una iglesia que se desvista dentro y fuera de ella, como el mundo que está bajo el gobierno de Satanás lo hace.

Quisiera, primeramente, traer el significado de las palabras; y quiero comenzar por definir lo que se llama “libertad cristiana” y para ello voy a citar a nuestra Confesión de 1689:

21. 1. La libertad que Cristo ha comprado para los creyentes bajo el evangelio consiste en su libertad de la culpa del pecado, de la ira condenatoria de Dios y de la severidad y maldición de la ley, y en ser librados de este presente siglo malo de la esclavitud a Satanás y del dominio del pecado, del mal de las aflicciones, del temor y aguijón de la muerte, de la victoria sobre el sepulcro y de la condenación eterna, y también consiste en su libre acceso a Dios, y en rendirle obediencia a él, no por un temor servil, sino por un amor filial y una mente dispuesta.

Recordemos esta parte donde la Confesión dice que un cristiano verdadero “ha sido librado de este presente siglo malo de la esclavitud de Satanás” Las Escrituras jamás enseñan que un cristiano sigue viviendo esclavizado a este mundo malo que es gobernado por el príncipe del aire. Esto lo vamos a ver cuando abordemos el tema de la corriente del mundo en el vestir impúdico e inmodesto como una marca de no-conversión

El vestirse de una manera no-modesta y pudorosa, ha sido reconocido como un quebrantamiento al sétimo mandamiento:

Catecismo Mayor de Westminster

137. ¿Cuál es el séptimo mandamiento? El séptimo mandamiento es: No cometerás adulterio. ll) ll) Ex. 20:14.

138. ¿Cuáles son los deberes exigidos en el séptimo mandamiento? Los deberes exigidos en el séptimo mandamiento son, castidad en el cuerpo, en la mente y en los afectos, (…) manera modesta de vestirse; (…) evitando la ocasión de impureza y resistiendo las tentaciones de ella.

139. ¿Cuáles son los pecados prohibidos en el séptimo mandamiento? Los pecados prohibidos en el séptimo mandamiento, además de la negligencia en los deberes exigidos, son el adulterio, la fornicación, (…) miradas lascivas. (…) y maneras destituidas de modestia; (…) y todos los demás actos de impureza o provocaciones a ello, tanto tratándose de nosotros como de los demás.

¿Qué puede haber en el corazón de una mujer que enseña públicamente sus muslos y parte de sus senos?

¿Puede haber castidad en la mente de una persona que se viste de una manera que puede hacer pecar a quienes la vean?

¿Qué puede haber en el corazón de una mujer que sabe que su manera de vestir conduce a otros al pecado?

Una mujer piadosa, cristiana, salvada efectivamente por el poder de Dios, estaría avergonzada y se sentiría culpable si ella contribuyera al pecado de lujuria en algún hombre. Por lo tanto, ella se vestirá de tal forma que no sea la causa del pecado de otra persona, no solamente dentro del templo donde adoramos a Dios, sino como un estilo de vida. Una creyente expresa una repulsión hacia cualquier cosa que deshonre a Dios

Ahora examinemos el significado de las palabras que Dios nos ha dado por medio del mandamiento que hemos citado en nuestros versículos de la Carta del apóstol Pablo a Timoteo.

1Ti 2:9 Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia…”

(BAD) En cuanto a las mujeres, quiero que ellas se vistan decorosamente, con modestia y recato

(Castillian) Asimismo, que las mujeres se presenten con vestidos decorosos, arregladas modesta y sobriamente,

(LBLA) Asimismo, que las mujeres se vistan con ropa decorosa, con pudor y modestia

(PDT) “A su vez, quiero que las mujeres se vistan con modestia, con respeto hacia los demás y con decencia.

¿Qué significa que la mujer se atavíe (se vista) con pudor y modestia?

Modestia (DRAE) (Del lat. modestia). 1. f. Virtud que modera, templa y regla las acciones externas, conteniendo al hombre en los límites de su estado, según lo conveniente a él.

MODESTIA (Webster) La cualidad de comportarse, y especialmente vestirse, en formas que no atraen la atención sexual.

MODESTIA (Gran Enciclopedia Rialp) El concepto actual suele ser más específico. Se refiere a los comportamientos relacionados con la castidad. Y en tal sentido es la virtud que gobierna nuestras acciones, gestos y actitudes de modo que, en lo posible, no demos a los demás -ni a nosotros mismos- ocasión de apetencias sexuales desordenadas.

MODESTIA (Diccionario Perspicacia) Conciencia de las propias limitaciones; también, castidad o pureza personal.

Pudor (DRAE) Honestidad, modestia, recato. (VINE) Aidos.- un sentido de vergüenza, modestia. (WordStudy) Una repugnancia moral innata hacia un acto o moda deshonrosa.

En nuestro pasaje, Dios por medio del apóstol Pablo, le dice a la mujer cristiana cómo debe ser su manera de vestir; es decir, con ropa que cubra su cuerpo de una manera decente para no dar ocasión en los hombres al pecado de la lujuria. Dios ordena a que sus hijas no imiten la manera de vestir de las mujeres del mundo, el cual se caracteriza por la indecencia y que, en muchos casos, es moralmente condenable.

La manera de vestirse del pueblo de Dios ha sido diferente desde la antigüedad. Era diferente a la de los egipcios quienes estaban casi desnudos (hombres y mujeres).  Era diferente de las mujeres de la antigua cultura Creta, quienes  vestían con los senos prácticamente expuestos. En la antigüedad, así como en nuestros días, la desnudez era aceptable en algunas clases sociales. La vestimenta del pueblo de Dios era (y debe ser) diferente de las culturas paganas, diferentes del mundo con su cultura y valores caídos por el pecado.

Nuestra meditación hace una pregunta ¿Cómo deber vestir el creyente en medio de una cultura que se desviste (que se desnuda)?

Lo que debemos hacer es buscar el concepto de “vestir” que trae la Palabra de Dios. Para ello, debemos ir al primer libro de la Biblia y ver lo que la Escritura nos enseña acerca de lo que sucedió después de la caída:

Gen 3:7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

Gen 3:21 Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.

En estos versículos observamos que el hombre hace para sí unos “delantales”; pero vemos que Dios los viste a ellos con “túnicas”

La palabra hebrea Kjagór significa un cinturón, y en el contexto observamos que se trata de un taparrabo hecho con hojas de higo; éste debió ser muy parecido a los taparrabos que utilizan las tribus donde la civilización no ha llegado todavía.

(OSO) “y se hicieron cintas para ceñir”

(Jünemann) “e hiciéronse cinturones”

(BLA) “Cosieron, pues, unas hojas de higuera, y se hicieron unos taparrabos”

(Kadosh) “Así que ellos cosieron hojas de higuera para hacerse taparrabos”

La palabra hebrea kutónet es diferente de la anterior y significa “túnica” la cual servía para cubrir todo el cuerpo. Era totalmente diferente al taparrabo que usaron nuestros primeros padres.

Si la vestimenta que se confeccionaron nuestros primeros padres hubiera satisfecho el carácter moral de Dios, entonces no hubiese habido la necesidad de que Dios los vista a ellos. Dios estaba proveyendo a ellos con ropas apropiadas.

¿Qué es lo que estas prendas cubrían del hombre y de la mujer? Bueno, los egipcios y las otras civilizaciones que rodeaban al pueblo israelita no usaban túnicas; las mujeres y los hombres cubrían sus cuerpos con prendas pequeñas, dejando a la vista lo que una túnica podía cubrir.

Es más, las túnicas eran prendas que no se usaban pegadas al cuerpo de tal manera que se exhiba la forma de los glúteos y los senos. No estamos diciendo que debemos usar túnicas, pero estamos expresando el principio del propósito de la ropa que Dios proveyó a nuestros primeros padres y a Su pueblo. Dios nos da el ejemplo de lo que la modestia cristiana debe de ser.

Nuestro propósito tampoco es decir que todas las personas que se visten con pudor y modestia sean salvas; una persona incrédula puede vestirse de esa manera, pero tener al mismo tiempo un corazón no arrepentido.

Lo que queremos decir es que una persona que ha hecho una profesión de fe con sus labios, pero que se viste impúdicamente y sin modestia, debemos dudar de que Dios la haya salvado de verdad.

El principio es lo que la prenda debe cubrir del cuerpo de la persona que es creyente; una regla que no es seguida por los incrédulos que se desnudan cada vez más, y enseñan a sus hijos a desnudarse al permitirles el uso de prendas diminutas que son mandadas por la mal llamada “moda”

El cuerpo que nosotros tenemos como hombres y mujeres, son los mismos que tuvieron nuestros padres (no han cambiado), y nuestros cuerpos deben ser cubiertos como Dios cubrió el de ellos.

Las llamadas “modas” es el resultado de las mentes caídas de los hombres que se encuentran sin Cristo, que son enemigos de Dios. La intención no es condenar las prendas modernas con que nos debemos vestir; sino la inmoralidad y la indecencia de muchas de ellas.

¿Vamos a imitar los cristianos lo que los paganos obscenos lucen en la alfombra roja de Hollywood? Usted que ha hecho una profesión de fe en el Señor ¿Va a descubrir a la vista de los hombres lo que Dios manda que esté cubierto? Usted que afirma ser cristiana ¿va a ser la causa del pecado de lujuria en los hombres por causa de su vestimenta?

Es verdad que el hombre peca cuando desea a una mujer en su corazón, y es verdad también que hay hombres con mentes muy corrompidas que por cualquier causa pueden tener pensamientos sexuales malvados por una mujer; pero la mujer cristiana, no debe ser la causa de tropiezo para tal persona, ella debe vestirse con modestia y pudor y así habrá demostrado exteriormente el cambio en el interior que Dios ha hecho en su vida.

Para terminar esta primera parte quisiera citar lo que los católicos-romanos piensan acerca de la modestia cristiana:

Quien es católico debe vivir como católico. La modestia es una virtud católica. La mujer católica debe vestir honestamente al igual que el hombre de fe. El vestido es para vestir y no para mostrar o sugerir. No deben usarse prendas ajustadas, con aberturas, con telas que se pegan al cuerpo, con transparencias, escotadas o cortas. Así, la mujer debe excluir de su guardarropa minifaldas, shorts o hot pants, blusas sin mangas (esto es: que no cubran los hombros y los brazos o con mangas muy cortas), vestidos o faldas que al sentarse no cubran toda la rodilla, blusas cortas que muestren la cintura o parte de ella, ropa escotada, etc. Los pantalones muy ajustados deben evitar de usar las mujeres. El hombre, por su parte, debe evitar también ropa ceñida, camisas abiertas o sin mangas, ropa transparente, etc.

Si la modestia debe primar en todas partes, mucho más debe prevalecer cuando se acude al templo que es la Casa de Dios.

La mujer debe considerar que -por norma general- la naturaleza masculina es más inclinada a reaccionar a la provocación sexual generada por prendas inmodestas, sin que de esto se excluya a la mujer. De ahí que el juicio femenino de lo que es provocativo al varón generalmente es errado y muy indulgente. Esto se evidencia en muchas partes, basta -por ejemplo- acudir a reuniones sociales y no se diga a una playa turística. Todo esto sin considerar a quienes por vanidad “visten” de manera intencional para provocar, que también son muchas (algo que se da también en algunos varones, aunque es más general entre ellas, pues los pecados prevalecientes en el hombre son más de otro tipo).

Sería una vergüenza que los católicos, quienes no son salvos, las mujeres se vistan más modesta y pudorosamente que una mujer que profesa la fe evangélica.

¿Alguna vez ha visto usted la manera en que se visten los hombres y las mujeres que se reúnen en “el salón del reino” de los “falsos testigos”?, yo creo que sería una vergüenza que en esas personas demuestren más pudor y más modestia que una persona que dice que “está en la verdad”

Seguiremos la próxima semana con el favor de Dios.

Read Full Post »

peligro-de-infierno

Hermanos, los resultados en el ministerio no se miden por medio de los números, si alguna persona cree eso en su corazón, no ha entendido el significado de servir al Señor.

Por ello, es importante que nosotros podamos discernir en esta tarea. Por ejemplo, veamos este pasaje:

No envié yo aquellos profetas, pero ellos corrían; yo no les hablé, mas ellos profetizaban. Pero si ellos hubieran estado en mi secreto, habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían hecho volver de su mal camino, y de la maldad de sus obras. (Jeremías 23:21-22)

Quisiera traer el comentario de Matthew Henry que nos trae más luz en este tema tan importante:

Los falsos profetas de Samaria habían seducido a los israelitas para la idolatría; sin embargo, el Señor consideraba a los falsos profetas de Jerusalén como culpables de iniquidad más horrible, por la cual la gente se había hecho más osada para pecar. Los falsos maestros serían llevados a sufrir la parte más amarga de la ira del Señor. Los hicieron creer que no había daño en el pecado y así lo practicaron; entonces, hicieron que los demás les creyeran. Los que resolvieron ir por mal camino, serán justamente dados a creer enormes engaños, pero, ¿qué pasa con los que han recibido revelación de Dios o han entendido algo de su palabra? Viene el día en que ellos reflexionarán con remordimiento en su necedad e incredulidad.

La enseñanza y el ejemplo de los profetas verdaderos condujo a los hombres al arrepentimiento, la fe y la justicia. Los falsos profetas condujeron a los hombres a confiar en formas y nociones y a estar tranquilos en sus pecados. Pongamos cuidado de no seguir la injusticia.

La doctrina de alguno que enseña en el Nombre de Cristo no es suficiente para aceptarla como tal: Si es complaciente con el pecado, el tal está contra Cristo. Si es amable con el mundo, tal persona está contra Cristo. Si la enseñanza los vuelve más osados para pecar, tal predicador está contra Cristo. Si la enseñanza conduce a ser consentidores con los apóstatas y ecuménicos, el tal está contra Cristo. Si conduce a la indiferencia a los mandamientos del Señor, tal orador está contra Cristo.

El Señor advierte a la iglesia sobre los tales diciéndonos por medio de Su Palabra:

Así que, por sus frutos los conoceréis (Mateo 7:20)

¿A qué se refiere con ello? Bueno, el Señor nos dice que podemos reconocerlos por los resultados en sus ministerios. Parafraseando a Matthew Henry podemos hacernos las siguientes preguntas:

¿Cómo son las personas que congregan junto con tal orador que usa las Escrituras? ¿Son llevados a un temor reverente a Cristo y Sus mandamientos? ¿Son liderados hacia una adoración reverente a Dios? ¿Son llevados a honrar a Dios con su manera de vestir? ¿Qué es lo que ha producido en el alma de los oyentes la predicación de ellos? ¿Un evangelio que cambia la manera de pensar, pero que no cambia toda la manera de vivir?

¡Esos son algunos de los frutos de aquellos que predican en el Nombre de Dios, sin haber sido enviados por Él! Y las Escrituras nos dice que debemos apartarnos de los tales.

 

(Extracto del sermón “Para Cristo no hay terreno neutral” predicado por el Ps. Guillermo de Lama el domingo 18 de Enero del 2,015)

Read Full Post »

TRIAGE TEOLOGICO

Siempre es un desafío escribir en medio de una generación donde las personas ponen mucho interés no en “lo que se dice”; sino más bien en “quién es el que lo dice”; sin embargo, sé que aun hay algunos hermanos quienes, como los Bereanos, toman sus Biblias para escudriñar y ver si las cosas que se escriben o se hablan, van de acuerdo con las Sagradas Escrituras.

En estos días, la verdad ya no es verdad por sí sola; la verdad es verdad dependiendo del apellido de la boca que la proclama. Si el apellido no tiene fama alguna, entonces se llega a dudar de las palabras pronunciadas o escritas por tal desconocido. Los Bereanos no cerraron las Escrituras para recibir las palabras del famoso apóstol Pablo, ellos filtraban todos los dichos de este célebre apóstol con lo que la Escritura decía. Ellos no se impactaban por la popularidad de nadie y ese debe ser ejemplo para cada uno de nosotros.

Creo que es necesario escribir sobre este tema del ranking de las doctrinas de la Biblia; ya que es sorprendente la forma cómo se extiende en las redes sociales “reformadas” y también por medio de muchos “púlpitos reformados” desde donde se enseña (como si fuera un nuevo dogma) acerca de esta división que se ha hecho a las doctrinas de la fe cristiana. Seguramente que los pastores que sostienen esta posición deberán reconocer que tal enseñanza no proviene de la Biblia; sino más bien que están siguiendo a un autor contemporáneo.

Debemos decir que en la historia cristiana se registra un hecho similar impulsado por Jorge Calixto (1586 – 1656) al que se le conoció como “el sincretismo de Calixto” Justo Gonzales, en su obra “Historia del Cristianismo” (The Story of Christianity – Parte II, págs. 176-178) registra lo siguiente, hablando del pensamiento de Calixto:

Todo lo que está en las Escrituras ha sido revelado por Dios. Pero no todo tiene igual importancia. Lo fundamental y absolutamente necesario es lo que se refiere a la salvación. Lo demás es también importante, pues es parte de la revelación divina, y por tanto no podemos desentendernos de ello. Pero no es fundamental.

(…)

En consecuencia, aunque Lutero tenía razón, y debemos sostener su doctrina (de la justificación por fe), esto no ha de llevamos a declarar que los católicos son herejes.

(…)

De ese modo, Calixto esperaba llegar a un mayor entendimiento y aceptación mutua entre los cristianos de diversas confesiones. Por ello se le ha considerado uno de los precursores del movimiento ecuménico. (Cursivas añadidas)

No hace muchos años atrás, el Dr. Albert Mohler redactó un escrito al que tituló: “Un llamado para el triage teológico y la madurez espiritual”, donde se postula la división de las doctrinas de la Biblia en tres niveles principales. Resumidamente es como sigue a continuación:

Doctrinas de primer nivel.- Estas representan las verdades más fundamentales de la fe cristiana, y una negación de estas doctrinas significa negar el cristianismo mismo: 1) La completa deidad y humanidad de Cristo, 2) La Trinidad, 3) La justificación por fe sola, 4) La autoridad de las Escrituras

Doctrinas de segundo nivel.- Estas doctrinas no hacen que se pierdan el reconocimiento entre unos y otros como cristianos auténticos, siempre que ellos afirmen las doctrinas de primer nivel. Dentro de este nivel de doctrinas se encuentran: 1) La doctrina de la iglesia – su gobierno, 2) el bautismo – el método y los sujetos del mismo, 3) la cena del Señor, 4) el papel de los géneros en la iglesia – liderazgo o pastorado de la mujer.

Doctrinas de tercer nivel.- Este nivel comprende doctrinas sobre las que los cristianos pueden tener desacuerdo pero permanecer en una comunión íntima, aun dentro de una iglesia local. Estas doctrinas son: 1) los puntos de vista del milenio, 2) la Segunda venida de Cristo – cómo y cuántas veces, 3) los asuntos donde el evangelio deja libertad, 3) ciertas preguntas escatológicas, 4) el entendimiento de algunos pasajes difíciles.

El llamado a la madurez que se hace por medio del escrito del Dr. Mohler es que:

“la Verdad de Dios debe ser defendida en cada punto y en cada detalle, pero los cristianos responsables deben determinar cuáles temas merecen el primer lugar de nuestra atención en un tiempo de crisis teológica” (Cursivas añadidas)

Mohler continúa diciendo:

Un paseo por una sala de emergencias de un hospital local hace algunos años atrás, me despertó por una herramienta intelectual que es de mayor ayuda en el cumplimiento de nuestra responsabilidad teológica. En años recientes, el personal de emergencias médicas ha practicado una disciplina conocida como triage – un proceso que permite al personal entrenado hacer una rápida evaluación de la relativa urgencia médica. Dado el caos en la recepción de una sala de emergencias médicas, alguien debe estar equipado con la experiencia médica para hacer una determinación inmediata de la prioridad médica ¿Cuáles pacientes deben ser llevados a cirugía? ¿Cuáles pacientes deben esperar por un examen menos urgente? El personal médico no puede retroceder y debe hacer estas preguntas, y deben tomar la responsabilidad de dar a los pacientes con las necesidades más críticas las mayores prioridades en términos de tratamiento.

En otro lugar, el Dr. Mohler dice lo siguiente:

El fundamentalismo, por otro lado, tiende hacia el error opuesto. El juicio erróneo del verdadero fundamentalismo es la creencia que todos los desacuerdos conciernen a las doctrinas de primer nivel. De esta forma, las doctrinas de tercer nivel se elevan a una importancia de primer nivel y así los cristianos están equivocada y dañinamente divididos.

Viviendo en una época de negación doctrinal generalizada y de una confusión teológica intensa, los cristianos pensantes deben levantarse al desafío de la madurez cristiana, aun en medio de una emergencia teológica. Debemos ordenar los problemas con una mente entrenada y un corazón humilde, para proteger lo que el apóstol Pablo llamó “el tesoro” que nos ha sido confiado. Dada la urgencia de este desafío, solamente una lección de la sala de emergencias nos puede ayudar. (Cursivas añadidas)

Estos son unos extractos del escrito del Dr. Mohler el cual quisiera someterlo a las Escrituras con la ayuda de Dios.

Nuestras primeras preguntas, las cuales debemos responder según la Biblia son las siguientes: ¿Quién tiene derecho a dividir la Palabra de Dios en orden prioritario?; ¿Cuál es el criterio Bíblico para dividirlas?

Las doctrinas de primer nivel representan las verdades más fundamentales de la fe cristiana, y una negación de estas doctrinas significa negar el cristianismo mismo.

En esta afirmación debemos estar todos de acuerdo. Si una persona niega la completa deidad y humanidad de Cristo, no puede ser cristiana. Si alguien rechaza la doctrina de la Trinidad, tampoco puede ser considerado como una persona regenerada. Si alguno se atreve a negar la doctrina de la justificación por fe sola, el tal no es creyente. Como vemos, estas doctrinas de primer nivel separan a quienes con cristianos de los que no lo son. Por lo tanto, excluye a los falsos testigos de Jehová, a los mormones, a los unicitarios, a los adventistas, a los católicos-romanos y a cuanta secta existe. Pero, al mismo tiempo incluye a los cristianos comprendidos desde el pentecostal y carismático más extremo, hasta el reformado más ortodoxo.

El cristianismo no es solamente un conjunto de doctrinas; sino una vida práctica que se caracteriza por un caminar en justicia y rectitud moral.

Esto es algo que debe considerarse como un asunto de mayor importancia, ya que no se trata, solamente, de una mente correctamente calibrada en un sentido teológico.

Lo primero que nosotros podemos notar de esta idea de dividir las doctrinas, es que no se hace ningún énfasis en cuanto a la vida práctica y moral que un cristiano debe vivir. Es como si se recomendara tomar en las manos un libro de teología sistemática (de un autor reformado, por supuesto) y se arrancaran ordenadamente sus páginas agrupándolas en tantas doctrinas como contenga tal tomo, para luego distribuirlas en una pizarra según un orden primario, secundario o terciario de las mismas. Para esta generación muy conocedora de la Palabra de Dios, pero poco hacedora de ella, esta idea puede resultar muy fascinante, ya que lo que caracteriza mucho a ellos es el conocimiento teológico, el devorar a los teólogos reformados y participar de cuanto debate doctrinal se pueda. Pero debemos preguntarnos: ¿Es de esto que se trata el cristianismo? ¿Es el cristianismo puro adoctrinamiento intelectual?

Quisiera poner un ejemplo: El Dr. Mohler sostiene que las doctrinas de “primer nivel, representan las verdades más fundamentales de la fe cristiana, y una negación de estas doctrinas significa negar el cristianismo mismo” entonces debemos llevar a la práctica esta afirmación por medio de la siguiente pregunta: ¿Cómo debemos reaccionar frente a una iglesia que afirma las doctrinas de primer nivel, pero que también admite la unión matrimonial de dos personas del mismo sexo? ¿O de otra congregación que sostiene las doctrinas primarias pero también se encuentra a favor del aborto? Inmediatamente debemos preguntar ¿Es la unión homosexual una doctrina de segundo nivel? ¿Es la posición doctrinal del aborto una doctrina de tercer nivel? ¿Podemos seguir llamando “cristianos” a los que creen en las doctrinas de primer nivel, pero también creen en la unión homosexual y el aborto? Sabemos por la Biblia que el aborto y la homosexualidad son asuntos moralmente serios para Dios. En el caso de la homosexualidad, la Escritura nos demuestra que es un juicio de Dios, “Él los ha entregado a esas pasiones vergonzosas”; sin embargo, sabemos de iglesias que apoyan estos pecados y a la vez creen en las doctrinas de primer nivel. Esta manera de pensar, pondría a tales iglesias “pro-gay” en el mismo nivel que cualquier iglesia ortodoxa y reformada del mundo, ya que ellos no “niegan las doctrinas fundamentales de la fe”; pero la diferencia está en que la iglesia “pro-gay” y “pro aborto” no serían aceptadas mientras que las otras sí lo serían.

Las contradicciones que se levantan de los mismos autores

El objetivo de dividir a las doctrinas es evitar las controversias innecesarias y tolerar nuestras diferencias de doctrina y de práctica; es decir, promover un ecumenismo denominacional y procurar la unidad “en el evangelio”

Es evidente que el objetivo de este “triage teológico” es abrir la puerta para las uniones entre ministros y ministerios de los cuales la Palabra de Dios ordena estar separados. De eso no cabe la menor duda, y la excusa para tal unidad en desobediencia es “el evangelio” Ahora, sabemos que el evangelio es, en su sentido primario, las buenas nuevas de salvación para los pecadores; pero no podemos ignorar que el evangelio, en su sentido secundario, representa todas las doctrinas de Cristo. La Escritura lo dice de esta manera: “Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo” (Flp 1:27) ¿Qué significa este mandamiento que encontramos en la Palabra del Dios Vivo? (Sí, es un mandamiento)

Juan Calvino, en su comentario a la Carta a los Filipenses, dice de este verso:

Cuando [Pablo] habla de una conducta pura y honorable como siendo digna del evangelio, el apóstol da a entender, por otro lado, que quienes viven de manera contraria, hacen una injusticia al evangelio.

Albert Barnes, en sus notas a la Biblia, escribe de este versículo:

Las reglas del evangelio deben ser aplicadas a toda nuestra conducta – a nuestras conversaciones, transacciones comerciales, nuestra manera de vestirnos, estilo de vida, entretenimientos, etc. No hay nada que nosotros hagamos, o digamos, o nos propongamos, que sean exceptuadas de estas reglas. Hay una forma de vivir la cual es apropiada con el evangelio, o son las que el evangelio requiere. Hay algo que el evangelio aseguraría como sus propios frutos en nuestra conducta, y por los cuales nuestras vidas deben ser reguladas.

Sin embargo, vemos con mucha lástima que el evangelio sobre el cual los neo-reformados procuran una unidad, son en realidad “las doctrinas de la gracia”; y éstas no llevadas a una vida humillada y obediente al Cristo Salvador; sino que se trata solamente de sostenerlas de manera intelectual. ¡Sería una gran cosa que la unidad sea sobre el evangelio y sus santas doctrinas que regulan la vida de aquellos que afirman haber experimentado su poder salvífico! ¿Quién podría rechazar ese tipo de unidad? Tristemente, los conflictos dentro del ámbito reformado se han levantado entre aquellos que reclaman una piedad práctica de vida contra quienes, sosteniendo las doctrinas de la gracia, desprecian dicha piedad.

Pero dentro de las inconsistencias prácticas del Dr. Mohler con su postulado de dividir las doctrinas, observamos su posición en cuanto a la relación que debe existir entre el cristiano y la práctica del yoga. El Dr. Mohler dijo:

Los cristianos que practican yoga están abrazando, o por lo menos coqueteando con, una práctica espiritual que amenaza transformar sus propias vidas espirituales en una ‘realidad post-cristiana espiritual políglota’ ¿Debería un cristiano, voluntariamente, arriesgarse a ello?

(…)

A la pregunta: ¿deben los cristianos practicar yoga?, el Dr. Mohler respondió:

Mi respuesta es la respuesta que durante mucho tiempo han ofrecido aquellos comprometidos con el cristianismo ortodoxo bíblico: – NO

Pero nosotros sabemos que hay profesantes que han optado por la práctica del yoga y que también afirman las doctrinas de primer nivel del triage teológico del Dr. Mohler ¿O debe ser considerado el yoga como una doctrina de primer nivel junto con la doctrina de la Trinidad?

Con estos argumentos, debemos preguntarnos: ¿Es el yoga más importante que la doctrina de la iglesia o la doctrina del bautismo, las cuales han sido ubicadas como doctrinas de segundo nivel?

Esto nos lleva a más contradicciones, ya que por un lado el Dr. Mohler afirma que es un riesgo para el cristiano  la práctica espiritual del yoga, pero se olvida de mencionar la práctica de las oraciones contemplativas que son impulsadas por los Drs. John Piper, Tim Keller, entre otros; las cuales se asemejan mucho al misticismo oriental ¿Será que para el Dr. Mohler el yoga resulta peligroso pero la oración contemplativa, que se sitúa en el mismo nivel del yoga, no es un peligro?

¿Quién determina lo esencial?

Si en la Palabra de Dios no existe tal clasificación, ni de manera explícita o implícita; entonces, ningún pecador mortal tiene el derecho de hacerlo.

Pero la pregunta ¿Quién determina lo esencial? es muy subjetiva. Un pentecostal ubicaría al “hablar en lenguas” como una doctrina de primer nivel. Los que adoran mundanamente dirán que la doctrina de la adoración es una doctrina de tercer nivel; o como ya se viene diciendo en los círculos neo-reformados: “es indiferente” ¿Podríamos imaginarnos la clasificación que podría hacer un predicador liberal y mundano? Los distintivos bautistas ¿son esenciales?

La santificación, la mortificación del pecado, la separación del mundo, ¿No son características compatibles con la regeneración que produce el poder del evangelio cuando salva? ¿En qué nivel doctrinal han sido ubicadas? Pues temo decir que ni siquiera son mencionadas. La modestia cristiana ¿Es doctrina de qué nivel?; ¿y la disciplina eclesiástica? ¿Son esenciales, no son esenciales? ¿Podemos desobedecer a Dios cuando nos manda separarnos?

El molinismo, el teísmo abierto, el señorío de Cristo, la gracia común, la libre oferta del evangelio, Dios autor del pecado, la doctrina de la suficiencia de las Escrituras, los dones espirituales, el antinomianismo, el cristiano carnal o el reformado mundano, ¿Son doctrinas esenciales?

La división de doctrinas ha sido inventada para tener una unidad que Dios prohíbe por medio de Su Palabra. Por medio de reducir la Palabra de Dios a “lo esencial y lo no-esencial” se termina alentando a los cristianos a ser desobedientes en algunos mandamientos que Dios ha establecido para sus vidas por medio de Su Palabra Escrita. Dividir a las doctrinas en “esencial y lo no-esencial” es una tradición humana que no se encuentra en las Sagradas Escrituras. Esta tradición ha hecho que muchos hombres dejen sin efecto muchas enseñanzas del Señor. Debemos recordar nuevamente las Palabras de Cristo cuando acusa a la clase religiosa de Su tiempo: “Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición” (Mat 15:6)

En ese mismo sentido, quisiera traer el ejemplo de otros pastores quienes apoyan el triage teológico del Dr. Mohler; es decir, la unidad en las doctrinas de primer nivel. Quiero referirme al Dr. John MacArthur y al pastor Phil Johnson, ambos pertenecientes a Grace Community Church. ¿Qué sucede con ellos? Bueno, luego del infame sermón predicado por el Sr. Mark Driscoll cuando utilizó palabras pornográficas irreproducibles, ellos reclamaron muchas cosas. Primero, que el Sr. Driscoll no debería predicar nunca más. Segundo que los ministros no deberían tener comunión con él en ninguna forma.

Aquí también debemos de preguntar ¿Deben ser consideradas las palabras sucias como doctrinas de primer nivel? ¿Deben ser las palabras sucias una causal para separarnos de quien las pronuncia? ¡La respuesta es afirmativa, y lo es por un asunto moral! Esto nos lleva necesariamente al campo de las comparaciones. ¿Hablar palabras sucias es una cuestión de mayor importancia que la adoración que debe darse a Dios?, ¿Hablar palabras sucias es una cuestión de mayor importancia que guardar el Cuarto Mandamiento de la Ley Moral de Dios? Si usted es aficionado a ordenar las doctrinas bíblicas tendrá que reconocer que tanto el Día del Señor como la adoración bíblica están comprendidos en la Ley Moral de Dios ¿verdad? Entonces, si debemos separarnos de quienes hablan palabras sucias, con mayor razón debemos de hacerlo de quienes profanan el Día del Señor y de quienes le adoran irrespetuosamente según sus propias invenciones.

Piense usted en lo siguiente: Cuando un predicador escribe y predica en una conferencia, de manera mordaz contra las doctrinas carismáticas, para luego tener comunión de plataforma con los tales en una conferencia ¿Qué es lo que nos enseña?

Otra inconsistencia del Dr. Mohler es con relación a su afirmación que debemos estar unidos sobre la base de las doctrinas del evangelio. Pero también es conocida la cercanía del Dr. Mohler con el Dr. Billy Graham; yo pregunto ¿Sostienen ellos el mismo evangelio? ¡Yo creo que no!; sin embargo el Dr. Mohler mantiene comunión con quien fuera llamado el Josafat del siglo XX. Y esto nos lleva a preguntarnos ¿Qué nivel de doctrina tiene la apostasía en el ranking que el Dr. Mohler ha propuesto? Para ser más claros ¿Es la apostasía una razón para separarnos de quienes han caído en ella? ¿Qué hay de Rick Warren, podemos asociarnos con él para alguna conferencia o tarea que involucre el evangelio? En nuestros corazones sabemos que debemos separarnos de los tales, pero lo callamos para no tocar a los “predicadores calvinistas famosos” que tienen comunión con los traidores del evangelio. El Dr. Billy Graham predica el universalismo, que un pecador puede ser salvado sin la Biblia, sin saber de Cristo, sin el evangelio. Los que postulan el ranking de doctrinas caen bajo la acusación del Señor cuando Él dice: “Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición” (Mat 15:6)

El Dr. Mohler, por su propio criterio e iniciativa, ha puesto a la adoración como una doctrina de segundo nivel. ¿Qué pensarían los hijos de Aarón quienes murieron por encender un fuego extraño?; ¿Qué le respondería Uza quien también hizo lo que no debía en cuanto al Arca del Pacto? ¿Qué dirían ellos de esta clasificación? El hecho que Dios no le quite la vida a quienes hoy adoran mundanamente no significa que no se encuentre molesto.

Lo que parece es que la doctrina de la adoración y del Día del Señor han sido colocadas en el mismo nivel de los asuntos indiferentes como el color de la alfombra del templo y las flores que se colocan en el púlpito. Las han colocado en el nivel de adiáfora.

El triage doctrinal es una tradición humana que no se encuentra en la Biblia. Anula los mandamientos de Dios por intereses particulares y egoístas. Exhorta a los cristianos a desobedecer a su Señor en muchos de Sus mandamientos. Busca la unidad por medio de quitarle a Dios la autoridad expresada en Su Palabra.

La enseñanza del Señor acerca de lo esencial y lo no-esencial, es esta:

“De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos” (Mat 5:19)

¿Quién tiene autoridad para decir que es más importante, y que es menos importante, de la Palabra de Dios?

Los católicos-romanos creen que el papa tiene tal autoridad como “vicario de Cristo en la tierra”; sin embargo, la Biblia no habla de tal posibilidad en ninguna de sus páginas; es decir, a nadie se le ha atribuido autoridad para establecer niveles primarios, secundarios o terciarios del contenido de la Palabra de Dios. Si no está en la Biblia, no debería ser recibido por los creyentes ni enseñado en los púlpitos.

Yo quisiera hacer una pregunta un poco tentadora: ¿Debe reconocerse como autoritativa esta propuesta del Dr. Mohler? ¿Qué pasa con aquellos quienes creemos que estos argumentos no son bíblicos y, por lo tanto, deben ser desechados?

Decir que algunas doctrinas son esenciales y otras no tan esenciales, ya sea para la salvación del hombre o para la gloria de Dios, es acusar a Dios de falta de sabiduría, es engañar a los incautos y llevarlos por caminos inciertos. Es más, esta idea atenta contra el Señorío de Cristo. Usted debe saber que todos los que hemos sido redimidos por Cristo somos sus esclavos ¿Qué esclavo sería capaz de decirle a su Señor: ‘esto que usted está mandando es esencial, pero esto otro no lo es; así que voy a prestar más atención en lo primero y no en lo segundo’? Aquellos que creen en “esencial y no-esencial” son los que obedecen de manera parcial al Señor.

El pastor Charles Spurgeon dijo en su sermón #359 “El Tabernáculo fuera del Campamento”:

No hay tal cosa como una doctrina bíblica no-esencial. Toda la doctrina bíblica es esencial, de lo contrario ¿Por qué el Rey haría preceptos? ¿Diría Dios cosas que no deben ser tomadas seriamente? ¿Desperdiciaría Dios Su aliento? ¿No dijo Él que ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido? ¿No escogió el Autor de las Escrituras cada palabra y cada verbo para hacer su Soberano propósito?

También dijo en otra oportunidad:

Las cosas que no son esenciales para la salvación, son esenciales para la obediencia.

John L. Dagg:

Ya sea que los hombres nos entiendan o no, nosotros estamos obligados a obedecer a Dios en todo. Ningún mandamiento que Dios haya dado puede ser tan poco importante para que nosotros estemos en la libertad de desobedecerlo según nuestro placer. Cuando el dedo de Dios señala el camino, ningún lugar nos es dejado a la preferencia humana. Y cuando conocemos la voluntad de Dios no solamente estamos obligados a obedecer por nosotros mismos, sino también para enseñar a otros a obedecer… El hombre que puede desobedecer a Dios por que la cosa mandada es de menor importancia, no tiene el espíritu de obediencia en su corazón; y el hombre que, conociendo la voluntad de Dios, se abstiene de declararla porque el peso de la autoridad humana está contra él, el tal teme más a los hombres que a Dios.

D.L. Moody

Dios pudo escribir el evangelio en una moneda de diez centavos (Dime); sin embargo, Dios pensó que era necesario escribir un libro bastante largo

¿Dónde dice en la Biblia que debemos estar unidos en las doctrinas de primer nivel y que debemos ser indiferentes a lo demás?

¡Solamente quisiera una respuesta directa! Por favor no me digan que por el bien del avance del evangelio, o para concentrar más fuerzas, etc. ¡Esos son argumentos humanos!; ¡Solamente quisiera que alguien cite la Biblia y la interprete conforme a las reglas de exégesis y hermenéutica para extraer el significado! No puede hacerlo ¿verdad? Entonces usted no debería ser contado entre aquellos que postulan Sola Scriptura.

Sal 119:127-128 Por eso he amado tus mandamientos más que el oro, y más que oro muy puro. Por eso estimé rectos TODOS tus mandamientos sobre TODAS las cosas, y aborrecí TODO camino de mentira. (Mayúsculas añadidas)

Se establece un nuevo criterio para la separación violando flagrantemente la Palabra de Dios en cuanto a esta importante doctrina bíblica.

Según los promotores de esta enseñanza, el creyente debe separarse de otro que profesa la fe cristiana SOLAMENTE cuando rechace las doctrinas de primer nivel.

Dios nos dice, por un lado, que no quiere que haya divisiones en el Cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:25); y por otro lado, nos manda a que estemos separados de ciertas personas en particular (2 Tesalonicenses 3:6-15)  ¿Se está contradiciendo Dios? ¿Qué debe hacer un cristiano? ¿Escoger el que más le convenga? ¿O leer estos mandamientos en sus respectivos contextos y obedecerlos? Dios no se contradice, lo que nos enseña es que la iglesia debe estar unida en doctrina y práctica; y separada por las mismas razones.

Nuestros padres Bautistas fueron perseguidos y puestos a muerte por causa de su posición en cuanto a la doctrina del bautismo; para ellos esta era una doctrina fundamental. Sin embargo, para muchos “Bautistas Reformados” de hoy, el bautismo ha sido establecido (humanamente hablando) como una doctrina de “segundo nivel”

¿Vamos a esperar a que los predicadores famosos nos indiquen que debemos separarnos de aquellos que andan desordenadamente, o simplemente obedecemos lo que la Biblia ya menciona de una manera muy clara? ¿Qué dice usted?

El punto para separarnos no es solamente el doctrinal, sino el de los frutos de la vida práctica. No basta con preguntar ¿Qué es lo que crees?; sino también ¿Cómo vives? La Biblia nos manda separarnos por causa del testimonio de los otros que no caminan conforme a la Verdad inspirada.

Dios manda la separación no solamente por temas doctrinales, sino que los mandamientos para la separación son más abundantes por causa del carácter impío y mundano de aquellos quienes han hecho una profesión falsa de fe.

La doctrina de la Santidad, o santificación ¿Es primaria, secundaria o terciaria? Parece que para la Biblia es primaria, pues dice que “sin santidad nadie verá al Señor” (Heb 12:14) No debemos olvidar que el carácter del creyente se forma por meditar en toda las Escrituras.

Cuando una persona desobedecía o rechazaba el mandamiento de Dios, éste era separado de la congregación.

2Ts 3:6 Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros.

2Th 3:14-15 Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él, para que se avergüence. Mas no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano.

¿Por qué esta forma de aproximarse a la fe cristiana es tan aceptada?

La respuesta es que el pensamiento posmoderno enseña que “vivimos en una era de tolerancia e indiferencia” y la iglesia-cultural rápidamente ha adoptado esta ideología anti-separatista. Sumado a ello, encontramos el nuevo paradigma (también tomado del pensamiento mundano) del éxito basado en los números. Todavía podemos seguir añadiendo el pensamiento del miedo a ser separados y estar fuera del grupo mayoritario, de perder fama y status. La idea es formar parte de la para-iglesia-virtual del futuro que está basada en las redes sociales y el internet. Bajo este nuevo prototipo, los ministerios solitarios de los profetas Jeremías, Elías y otros más, que fueron aprobados por Dios, quedarían descalificados en esta era de tolerancia e indiferencia donde ha resurgido una iglesia- posmoderna-cultural.

La fría ortodoxia reinante en los reformados de nuestros días continúa presa del friaje dogmático en que se encuentra. En consecuencia, se puede ver que el triage teológico no tiene como objetivo mejorar la vida práctica-moral cristiana; sino el mero intelectualismo.

En el fondo de todo este “triage teologico” se encuentra el espíritu de unidad entre profesantes del cristianismo e iglesias de diferentes denominaciones, pero que tienen un común denominador: “Las Doctrinas de la Gracia”

Santificando la indiferencia al cristianismo como un estilo de vida separado para Dios.

Para algunos solamente la teología es importante, para otros solamente la práctica cristiana; pero para otros, ambos son importantes. No solamente debemos preguntar lo que creen, sino que debemos ver cómo viven, sus testimonios personales. Muchos pueden tener buena doctrina, pero con sus vidas hacen que los incrédulos blasfemen el Nombre del Señor.

Una persona puede ser ortodoxa en su doctrina, pero no en su ortopraxis. ¿No hace a éstos iguales que el diablo y sus demonios?

Debemos recordar que no podemos desobedecer un mandamiento pequeño sin que caigamos en pecado; y que el relativismo moral proviene del relativismo doctrinal. Lo que se busca es una unión teológica con el nivel más bajo de doctrina y de moralidad. Ellos afirman que para tener una mayor congregación debemos aprender a tener un mínimo esencial para que nadie se sienta ofendido. Doctrinas mínimas atraen muchos congregantes.

Cuando se habla de “la unidad en lo esencial” es una manera de imponer la idea que “el error debe ser soportado” Enseña a tener un punto de vista bajo con relación a la Palabra de Dios. Los reformadores nunca creyeron en este refrán popular “en lo esencial unidad y en lo no esencial libertad”

Esencial y no-esencial. La pregunta es ¿esencial para qué?

Lo que se encuentra detrás de esta enseñanza es aprender a aceptar todos los puntos de vista y que el discernimiento ya no es necesario. Esto es, en realidad, un Caballo de Troya cargado de mundanalidad, ecumenismo, libertinaje, etc. Esto representa un “Pacto de no Agresión” sin importar lo que el otro pueda pensar de la Persona de Dios.

Es lamentable escribirlo pero las iglesias confesionales se han movido al terreno de “unidad en lo no-esencial”, silenciando las voces de convicción doctrinal, para poder tener mayor cantidad de congregantes. Esto, según ellos, las convierte en iglesias más espirituales y maduras. Hablan de estar unidos en el evangelio, pero en realidad nadie evangeliza. Se promueve una unión intelectual, fría y sensiblera teniendo como eje a las doctrinas de la gracia. ¿Necesito estar unido con alguien para predicar el evangelio en las calles o para repartir tratados evangelísticos? ¿Cuál es el gran denominador común?, ¿El evangelio, o las doctrinas de la gracia?

Pensamientos finales

¿Dónde dice en las Escrituras que solamente un número limitado de sus enseñanzas son dignas de ser puestas aparte? Respuesta.- en ningún lugar, ¿verdad?

Según la misma Escritura ¿Qué es esencial en ella y que no es esencial?

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. (2Ti 3:16-17 – Todas las negritas añadidas)

El Señor dijo:

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. ” (Mat 28:19-20)

¿Qué persona podría ponerse delante del Cristo y decirle: “Sabe Señor, usted ha ordenado que debemos enseñar a tu pueblo que guarden todas las cosas que usted ha mandado, pero nosotros vamos a clasificar lo que ellos deben guardar en doctrinas primarias, secundarias y terciarias”?

¿Cómo reaccionaría el Señor si estuviera en la tierra y leyera esta propuesta de dividir Su Palabra en esenciales y no-esenciales?

Se habla de Sola Scriptura. Pero ¿qué han hecho de Sola Scriptura? ¡La han seccionado en partes!

Un hijo de Dios obedece sin preguntar: ¿Cuál mandamiento, o enseñanza de mi Padre Celestial puedo pasar por alto?; sino mas diría junto con el salmista: “Sea mi corazón íntegro en tus estatutos, para que no sea yo avergonzado” (Sal 119:80)

No debemos temer a los debates doctrinales. Los fariseos del tiempo del Señor, tuvieron grandes confrontaciones con el Señor Jesús por diferentes razones, pero todas ellas relacionadas con las doctrinas de las Escrituras.

No debemos temer a las separaciones por causa de la doctrina. Las diferencias doctrinales son necesarias para que se muestre quienes son aprobados por Dios: “No hay duda de que habrán diferencias entre ustedes. Así es como se identifica a los que son aprobados” (1Co 11:19 – PDT)

No debemos temer enseñar todas las doctrinas como “importantes para Dios” Pablo dijo que no había rehuido predicar “todo el consejo de Dios” (Hch 20:27)

Ni la iglesia primitiva, ni los reformadores buscaron doctrinas en común con otros grupos profesantes de la fe cristiana con el propósito de procurar una unidad sobre la diversidad doctrinal. El cristianismo ha sobrevivido como un rebaño pequeño, con una doctrina sana, desde que la iglesia fue fundada por el Señor hace dos mil años.

Amén.

 

Puede descargar gratuitamente los audios de estas notas en los siguientes enlaces:

Parte 1: http://www.sermonaudio.com/sermoninfo.asp?sermonid=1515944596

Parte 2: http://www.sermonaudio.com/sermoninfo.asp?sermonid=15151530349

 

Pueden ver los videos de las predicaciones sobre este tema en nuestro canal de youtube:

Parte 1: https://www.youtube.com/watch?v=n3yra4BH_RM

Parte 2: https://www.youtube.com/watch?v=Lz99sZ6RizY

 

El escrito del Dr. Mohler se encuentra en: http://www.albertmohler.com/2004/05/20/a-call-for-theological-triage-and-christian-maturity-2/

Read Full Post »

(Un extracto del sermón predicado por Guillermo de Lama: “¿Avivamiento Reformado o Sandemanianismo?” basado 2 Reyes Cap. 22 – Escuche o descárguelo desde http://www.sermonaudio.com/bautistareformado)

Últimamente se han propagado noticias acerca de un “Avivamiento Reformado” por todo el mundo. Avivamiento en USA, avivamiento en Latinoamérica, avivamiento en Asia, avivamiento en Perú. ¿Pero que es lo que significa este “avivamiento” que se menciona mucho últimamente? Lo que se ha llamado “avivamiento”; en realidad es un interés nuevo en estudiar las “Doctrinas de la Gracia” o el “Calvinismo”
Como consecuencia de escuchar ciertos sermones que están en la web, las personas se ven atraídas por estas doctrinas. Encuentran en estas enseñanzas la consistencia teológica que explica la salvación del hombre. El paso siguiente es buscar los lugares donde se enseña esta forma de doctrina, para luego transmitirla a la congregación, y expandirla en otras congregaciones locales.
Debemos preguntarnos: ¿Puede llamarse a esto un “Avivamiento Reformado”? ¿Refleja esto una victoria en el ministerio pastoral? ¿Es esto lo que la iglesia ha estado esperando durante mucho tiempo? ¿Significa esto un golpe mortal al reino del diablo y a sus huestes malignas?
¿Podemos decir que existe un avivamiento porque creo en las doctrinas de la gracia, pero practico el decisionismo? Soy reformado, pero creo en el cristiano carnal. Soy reformado, pero aborrezco la predestinación. Soy calvinista, pero me opongo al señorío de Cristo en la vida del creyente. Creo en las doctrinas de la gracia, pero también creo que Dios cambia de parecer con mis oraciones. Soy calvinista, pero sostengo la “creencia fácil” La respuesta es que esto es un falso “Avivamiento Reformado”
¿Podemos decir que existe un avivamiento, por que creo en las doctrinas de la gracia, pero utilizo métodos mundanos para evangelizar? Soy reformado, pero hablo como el mundo, camino como el mundo, me visto como el mundo, me gusta el mundo. Soy reformado, pero se puede ver mucho del mundo en nuestros servicios de adoración, música, coreografía, etc. La respuesta es que esto es también un falso “Avivamiento Reformado”
No puede decirse que hay un avivamiento, mientras las congregaciones crean y practiquen doctrinas anti-bíblicas. No puede decirse que hay un avivamiento, mientras en los templos se vea la influencia del mundo. No puede decirse que hay un avivamiento mientras que en la sociedad el pecado se multiplica. No puede decirse que hay un avivamiento por el simple hecho que las personas estén estudiando y creyendo en las doctrinas de la gracia.
Entonces, si esto no es un “Avivamiento Reformado”; ¿Qué es lo que está sucediendo? ¿Cómo se le llama a esto? Esto es el regreso del “Sandemaneanismo” Este nombre viene de la doctrina postulada por Robert Sandeman, quien vivió en el siglo XVIII. Sandeman era considerado como un hiper-calvinista y, además, antinomiano. Robert Sandeman enseñaba que la salvación viene por el hecho de creer, o estar de acuerdo, con el mensaje del evangelio. Esto parece bíblico, pero la diferencia está en que se refiere a una aceptación intelectual del evangelio. El sandemanianismo enseña que no se necesita “sentir” una convicción de pecado para ser salvo. Solamente “entender” las Doctrinas de la Gracia.
En el siglo XVIII, algunos de los que habían creído en las doctrinas de Sandeman eran “calvinistas” o “reformados” Una cosa peculiar de estos “reformados” era que ellos detestaban la predicación de George Whitefield. Whitefield era un calvinista que predicaba que los pecadores no solamente deben “saber” que son pecadores; sino que deben “sentirse” pecadores. Whitefield predicaba que antes de la conversión el pecador debe ser convencido de su pecado; debe “sentir” su pecado. Deben lamentarse, llorar hasta desesperarse por causa de sus pecados.
¿Alguien ha preguntado si estos hombres y mujeres que ahora estudian las doctrinas de la gracia, han pasado por una real convicción de pecado? ¿Qué evangelio escucharon cuando fueron salvados?
Que diferente a los avivamientos cuando ministraban Richard Baxter en el poblado de Kidderminster, o Jonathan Edwards cuando predicó en pueblo vecino de Enfield, Connecticut.; o Geoge Whitefield con los mineros de carbón en Kingswood, Bristol.
El evangelio predicado por estos hombres de Dios cambiaba la sociedad. Dios obraba de una manera maravillosa en esos verdaderos avivamientos: Los bares se cerraban, la prostitución desaparecía gradualmente, las personas asistían a los cultos para adorar a Dios, pero antes de todo eso aquellos pecadores sentían su pecado y lloraban y se quebrantaban, tal como sucedió en los relatos de la Biblia.
Esos son ejemplos de avivamientos en tiempos bíblicos y también hace unos siglos atrás. ¿Realmente tenemos ese “avivamiento” en nuestros días? La respuesta es “NO” El hecho de llenar las mentes de las personas con las doctrinas de la gracia, no representa nada. Por que el problema del hombre no es su intelecto, es su pecado.
Puede ser que a profesantes no convertidos, se les esté llenando las gavetas de su intelecto con “calvinismo”, pero eso no significa un “Avivamiento”
Los carismáticos están estudiando las doctrinas de la gracia, los bautistas están estudiando las doctrinas de la gracia, los pentecostales están estudiando las doctrinas de la gracia, la denominación “tal” están estudiando las doctrinas de la gracia. Eso no es un avivamiento. Ni el Señor Jesús, ni Pedro, ni Pablo, ni Richard Baxter, ni Jonathan Edwards, ni George Whitefield predicaron las doctrinas de la gracia como un medio de salvación. ¡Ellos predicaron el evangelio! Que es poder de Dios para salvación. Antes del discipulado, debe haber conversión.
¿Alguna vez alguien se ha preguntado si todas esas personas que estudian las doctrinas de la gracia son salvos? ¿Tienen fruto de fe y arrepentimiento? ¿Experimentaron ellos verdadera convicción de pecado? ¡Nadie habla de eso! ¡Lo que importa son los números! ¡Estamos creciendo!
¿Soy calvinista? ¿Soy reformado? Sí lo soy, pero primero fui salvo.
Grandes hombres del pasado hicieron frente a esta clase de enseñanza: Sandemanianismo. Martyn Lloyd Jones escribió una obra llamada “Los puritanos: sus orígenes y sucesores” donde dedica un capítulo entero para refutar esta corriente doctrinal.
Considero que las doctrinas de la gracia, son sana doctrina. Están en la Biblia. Pero también hay que reconocer que hay muchas otras doctrinas igual de importantes a las cuales debemos prestar atención.
¿Queremos un Avivamiento Espiritual en nuestros días? ¡Por supuesto que sí! ¡Anhelamos uno! Pero uno conforme a las Escrituras, uno como los que sucedieron en el tiempo de los puritanos. Debemos orar por eso. Pero de la misma manera estamos llamados a denunciar el error.

Read Full Post »

(Un extracto del sermón predicado por Guillermo de Lama: “¿Es Israel la Iglesia del Señor?” basado en Romanos 9:3-8)

Para ser más claros y directos vamos a preguntar: ¿Es Israel diferente de la Iglesia? ¿Quién es un verdadero judío? ¿A quien le pertenece el nombre “Israel”?
Primeramente, ¿Quién es un verdadero judío? Ro 2:28-29 “Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la externa, en la carne; sino que es judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Dios” El versículo 28 nos dice literalmente quien no es judío (aquí no estamos “espiritualizando” nada), mientras que el 29 nos dice, literalmente, quien sí es un judío ¿Puede haber algo más claro que lo que aquí leemos?
Entonces, según la Biblia ¿Pertenece el nombre judío a la descendencia en la carne de Israel (Jacob)? ¡Claro que no! Ser judío, según la Biblia, no tiene nada que ver con la apariencia externa de una persona, tampoco tiene nada que ver con la circuncisión en el miembro masculino. La verdadera identidad judía no está determinada por lo externo. En una primera conclusión: Ser judío, de acuerdo con la Biblia, no tiene que ver nada con una raza en particular. En consecuencia podemos afirmar lo siguiente: Hay un judío circuncidado en la carne, y; hay un judío circuncidado en Espíritu (V. 29)
¿Cómo podemos reconocer a un judío étnico o racial? Una persona nacida de padres judíos, es un judío. Es judío aunque rechace a Jesucristo y su salvación, es más, es judío aunque sea un ateo blasfemo. Nadie puede decir que no es un judío, según la línea sanguínea. ¿Podemos decir que éste es un hijo de Dios? Ellos citan Dt 14:1 “Vosotros sois hijos del SEÑOR vuestro Dios; no os sajaréis ni os rasuraréis la frente a causa de un muerto. Porque eres pueblo santo para el SEÑOR tu Dios; y el SEÑOR te ha escogido para que le seas un pueblo de su exclusiva posesión de entre los pueblos que están sobre la faz de la tierra” Pero, Mal 1:6 revela la característica de un verdadero hijo de Dios: “El hijo honra a su padre, y el siervo a su señor. Pues si yo soy padre, ¿dónde está mi honor? Y si yo soy señor, ¿dónde está mi temor?–dice el SEÑOR de los ejércitos a vosotros sacerdotes que menospreciáis mi nombre–. Pero vosotros decís: ‘¿En qué hemos menospreciado tu nombre?’”
¿Es un judío en la carne hijo de Dios? ¿Quién es hijo de Dios según la Biblia? Jn 1:12 “Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre, que no nacieron de sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino de Dios” ¿Son hijos de Dios los descendientes de Abraham según línea sanguínea? La Biblia dice que para ser hijos de Dios hay que nacer de nuevo.
En Jn 6:63 dicen las Escrituras “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha” La carne no puede dar vida, sólo el Espíritu.
El Nuevo Testamento habla de la característica de los hijos de Dios: Ro 8:14 “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios” Entonces, ser hijo de Dios es ser verdadero judío. Todos los que nacen en Abraham, nacen también en Adán. Todos los que nacen de Dios, nacen en Cristo.
Algunos también dicen que Israel es la esposa de Dios, y citan Isa 54:5-6; Jer 2:2; Eze 16:32. Pero la Biblia dice que la Iglesia es la esposa de Dios 2Co 11:2; Ef 5:25-27, 31ss; Ap 19:7, 21:2, 22:17
Dios condena el adulterio en Su Palabra ¿Tiene Dios dos esposas? ¿Quién es la esposa de Dios? ¡La Iglesia! Cuando la Escritura afirma “Todo Israel será salvo”; está diciendo “toda la Iglesia será salva”
Algunos dicen que la iglesia es una extensión, un paréntesis, el plan “B” de Dios, que Dios fue sorprendido cuando los judíos rechazaron el Reino y por esa razón tuvo que crear una iglesia. ¿Donde dice eso en las Escrituras? En ninguna parte.
¿Es mejor o igual, un judío que blasfema contra Cristo y Su evangelio; que un gentil nacido de nuevo que lo ama y lo obedece? Un dispensacionalista contesta a esta pregunta de manera afirmativa: Sí son iguales, ambos serán salvos.
En Cristo ya no hay judío ni griego: Ro 1:16, 2:9-10, 10:12; Ga 3:28; Col 3:10-11 Todos los que creen en el Señor Jesús, no importa la raza, son la simiente de Abraham y herederos de las promesas: Lc 3:8, 13:22,23, 28-29; Ro 8:17, 9:7; Ga 3:7-9, 3:16, 3:26, 3:29
¿Qué vamos a hacer con toda esta evidencia de las Escrituras? ¿Vamos a seguir confiando en las visiones de una muchacha de 15 años Margaret McDonald, que dividió la segunda venida en dos segundas venidas, en el año 1830? Que también habló de un rapto secreto y muchas resurrecciones. Si vamos decir “sí” a esta pregunta, estamos desechando las enseñanzas de los padres de la iglesia, por una doctrina nueva y confusa del siglo 19. Si vamos decir “sí” a esta pregunta, estaremos rechazando el principio de “Sola Scriptura”

Escuche y descargue nuestros sermones desde: http://www.sermonaudio.com/bautistareformado

Read Full Post »

Un extracto del sermón predicado por Guillermo de Lama: “Apostasía: El Amor une, la Doctrina Divide” basado en Hechos 2:42)

“El amor une, pero la doctrina divide” Este es uno de los dichos más populares dentro del evangelicalismo, es el más popular, porque casi todos los llamados evangélicos lo han creído. La característica de la mayoría de púlpitos, es la predicación carente de doctrina.
La predicación actual está orientada a la auto-estima de la persona; está orientada a hacerlas sentir bien y cómodas. La predicación actual está orientada al entretenimiento. Jamás vamos enseñar algo que pueda herir las susceptibilidades de los que asisten al templo. “Las personas ya tienen suficientes problemas en la vida como para hacerlos sentir mal el domingo” “Debemos darle un mensaje que los anime para el resto de la semana que comienza el domingo”
Las reuniones de adolescentes carecen de doctrina, pero están llenas de entretenimiento. Las reuniones de jóvenes están faltas de doctrina, pero están saturadas de distracción. Hasta las actividades de discipulado carecen de doctrina. “Yo predico a Cristo y no doctrina” (Como si Cristo no hubiese “adoctrinado” a sus discípulos)
Algo opuesto sucede en la secta de los “Testigos de Jehová” Ellos adoctrinan, enseñan, instruyen a sus miembros. ¿Cuál es la diferencia entre un “Testigo” y nosotros? Les enseñan a sus miembros que Cristo no es Dios. Les enseñan a sus miembros que no existe el Espíritu Santo. Les enseñan a sus miembros que el infierno no existe. Ellos enseñan, enseñan y enseñan a sus militantes. Los cristianos entretienen, entretienen y entretienen a sus congregantes. Al final, el Testigo puede hacer defensa de lo que cree; mientras que un cristiano no.
Frente a preguntas vitales, como por ejemplo: ¿Cómo puedo saber si soy un verdadero cristiano? La enseñanza apostólica dice: “Examínate para ver si estas en la fe, para ver si eres un cristiano verdadero” ¿Quién dice esto? El apóstol Pablo en 2Co 13:5 y el apóstol Juan en su Primera Carta nos dice cuales son las evidencias que debo encontrar en mi vida como creyente. La enseñanza humanista dice: ¿Hiciste tu decisión? ¿Fuiste sincero cuando hiciste tu oración?
Pero ¿Realmente el amor une y la doctrina divide? ¿Es realmente como la mayoría de evangélicos afirman: “Todo lo que divide no es de Dios”? Vamos a verlo por medio de las Escrituras: Mat 18:15-17 “Y si tu hermano peca, ve y repréndelo a solas; si te escucha, has ganado a tu hermano. Pero si no te escucha, lleva contigo a uno o a dos más, para que TODA PALABRA SEA CONFIRMADA POR BOCA DE DOS O TRES TESTIGOS. Y si rehúsa escucharlos, dilo a la iglesia; y si también rehúsa escuchar a la iglesia, sea para ti como el gentil y el recaudador de impuestos” Rom 16:17 “Y os ruego, hermanos, que vigiléis a los que causan disensiones y tropiezos contra las enseñanzas que vosotros aprendisteis, y que os apartéis de ellos” 1Co 5:9-11 “En mi carta os escribí que no anduvierais en compañía de personas inmorales; no me refería a la gente inmoral de este mundo, o a los avaros y estafadores, o a los idólatras, porque entonces tendríais que salir del mundo. Sino que en efecto os escribí que no anduvierais en compañía de ninguno que, llamándose hermano, es una persona inmoral, o avaro, o idólatra, o difamador, o borracho, o estafador; con ése, ni siquiera comáis” 2Ts 3:6,14 “Ahora bien, hermanos, os mandamos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la doctrina que recibisteis de nosotros. Y si alguno no obedece nuestra enseñanza en esta carta, señalad al tal y no os asociéis con él, para que se avergüence”
¿Qué hacemos con aquellos que enseñan diferente a estos mandamientos del Señor? ¿Qué hacemos con los líderes, pastores o maestros que no practican este mandamiento? 1Ti 6:3-5 “Si alguno enseña una doctrina diferente y no se conforma a las sanas palabras, las de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido y nada entiende, sino que tiene un interés morboso en discusiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, y constantes rencillas entre hombres de mente depravada, que están privados de la verdad, que suponen que la piedad es un medio de ganancia” 2Jn 1:10-11 “Si alguno viene a vosotros y no trae esta enseñanza, no lo recibáis en casa, ni lo saludéis, pues el que lo saluda participa en sus malas obras”
La predicación de la Palabra del Señor siempre causará división: Entre los que la creen y los que no la creen, entre las ovejas y los cabritos, entre los verdaderos y los falsos, entre los que se quieren guardar para el Señor y los que quieren mantener una vida libertina, entre los que le aman y los que le aborrecen.
Póngase a pensar ¿Quién se levanta como enemigo para que no sea enseñada la Palabra de Dios? ¿Quién se levanta para disfrazarla? ¿Quién se levanta para torcerla? ¿Quién rechaza la verdad de las Escrituras?

Escuche y descargue gratis nuestros sermones desde: http://www.sermonaudio.com/bautistareformado

Read Full Post »

(Un extracto del sermón predicado por Guillermo de Lama: “Predicando el Evangelio sin ser Anatemas” basado en Gálatas 1:6-9)

Debemos comenzar preguntando ¿Qué es el Evangelio?
¿Es el Evangelio el mensaje para salvación y nada más? ¿Enseñan eso las Escrituras? Luego que una persona es salvada por Dios ¿Qué más viene?
Estuve revisando en los diccionarios bíblicos la definición de “Evangelio” La mejor definición la pude encontrar en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: Evangelio (Del lat. evangelium, y este del gr. eaggelion, buena nueva) m. Historia de la vida, doctrina y milagros de Jesucristo, contenida en los cuatro relatos que llevan el nombre de los cuatro evangelistas y que componen el primer libro canónico del Nuevo Testamento. m. Libro que contiene el relato de la vida y mensaje de Jesucristo.
Esta es una excelente definición, en mi opinión. ¡El evangelio no es, solamente, el relato de la vida, obra y milagros del Señor Jesús!; ¡El Evangelio abarca el mensaje y la doctrina de Cristo!
En nuestro texto observamos que los judaizantes habían introducido doctrinas que distorsionaban el mensaje del Evangelio. ¡Aquí no estamos hablando únicamente de conversión! ¡Estamos hablando de Justificación por fe! Y pablo dice que una distorsión de esta doctrina es predicar otro evangelio. En este contexto, podemos ver que el evangelio es un conjunto de doctrinas que Pablo enseñó a las iglesias en Galacia.
Otra prueba que el evangelio son un conjunto de doctrinas, lo encontramos en Romanos 1:15” Así que, por mi parte, ansioso estoy de anunciar el evangelio también a vosotros que estáis en Roma” Ahora, Pablo comienza a explicar el evangelio desde el versículo siguiente (Versículo 16) Pablo iba a instruir a los creyentes romanos con el evangelio Romanos 1:8 “En primer lugar, doy gracias a mi Dios por medio de Jesucristo por todos vosotros, porque por todo el mundo se habla de vuestra fe” ¡Pablo iba a predicar el Evangelio a CREYENTES!
El evangelio es algo más que el mensaje de salvación para el incrédulo, el evangelio acompaña al creyente durante todo su peregrinaje aquí en la tierra. El evangelio no es solamente la semilla de la nueva vida, también es el tallo, las ramas, las hojas, las flores y el fruto del creyente.
En cuanto a la doctrina de la santificación veamos el siguiente pasaje: Filipenses 1:27 “Solamente comportaos de una manera digna del evangelio de Cristo, de modo que ya sea que vaya a veros, o que permanezca ausente, pueda oír que vosotros estáis firmes en un mismo espíritu, luchando unánimes por la fe del evangelio”
De este versículo podemos observar que las reglas del evangelio son para ser aplicadas a toda nuestra manera de vivir: Nuestras conversaciones, nuestros trabajos, nuestros negocios, nuestra manera de vestir, la forma en que nos entretenemos, ¡toda nuestra manera de vivir! El creyente tiene un estilo de vida diferente al estilo de vida del mundano. El Evangelio cambia y regula en la vida de los convertidos.
¿Cristiano carnal? Los que predican esto, predican otro evangelio.
En Gálatas 2:14 “Pero cuando vi que no andaban con rectitud en cuanto a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como los judíos, ¿por qué obligas a los gentiles a vivir como judíos?” Dice “andar de acuerdo con la verdad del Evangelio” Aquí habla de andar conforme al espíritu y diseño del evangelio. Es decir, andar en honestidad y en integridad. Los pastores que tratan (no hablo de predicar) al pecado con superficialidad, predican otro evangelio.
Predicar acerca de la verdadera doctrina de la santificación, es predicar el evangelio. La mayoría de congregaciones tienen un entendimiento no-bíblico de esta doctrina.
La creencia fácil, el decisionismo y las prácticas no-bíblicas para evangelizar, han tenido como resultado la incorporación de no-creyentes en los templos. La doctrina del cristiano carnal nació en la biblia anotada Scofield. Y es aplicada para “justificar” la vida del “convencido”; pero “no convertido” Antes jamás fue predicada ni aceptada tal cosa.
El anhelo por los números de convertidos y de bautismos ha tenido como consecuencia una re-definición de lo que es la santidad bíblica. Ven estos números como el “éxito” en el ministerio. Por eso, el evangelio con la doctrina de la santidad del creyente es rechazado abiertamente, (en la práctica) por la gran mayoría de congregaciones. Pero es algo que estamos llamados a hacer, si no queremos predicar “otro evangelio”
1Tesalonicenses 2:2 “sino que después de haber sufrido y sido maltratados en Filipos, como sabéis, tuvimos el valor, confiados en nuestro Dios, de hablaros el evangelio de Dios en medio de mucha oposición”
Así también nosotros: debemos predicar el evangelio en medio de oposición.

Escuche el sermón en línea o descargarlo gratis desde: ww.sermonaudio.com/bautistareformado

Read Full Post »

Older Posts »